Hay que mirar muy muy de cerca para verlo, pero Joshua Smith es capaz de meter una cantidad inmensa de detalles en sus mundos en miniatura. Este artista australiano tiene debilidad por lo microscópico, y su último proyecto capta familiares edificios urbanos en modelos a una escala sorprendentemente pequeña.


Mostrar Texto Completo

La obra central más reciente, Temple Street, está modelada según un bloque real de apartamentos en Kowloon, Hong Kong. Usando cartón finamente tallado, conglomerado de densidad media y pintura, consigue emular cada pequeño aspecto de un paisaje áspero de gran ciudad. Óxido, graffitis, pequeños anuncios y otros toques están perfectamente colocados y tienen un aspecto realista.

“Quiero engañar a los espectadores, si hago una foto de la obra completa a la luz del sol, quiero que piensen que es real,” dijo Smith a ArchDaily. También ha creado modelos de edificios más modestos, contenedores de basura y tiendas, agrupándolos todos bajo una temática de oscuridad urbana.

Más información en: Joshua Smith, Facebook