Es fácil volverse complaciente en una relación, por lo que es importante darle salsa al asunto de vez en cuando. Hay hombres que llevan a su pareja de cena romántica espontáneamente, por ejemplo. Otros llegan a casa con ramos de flores que no son para decir "lo siento". Y algunos hacen que todo sea interesante gastando bromas a su pareja, dándoles sustos y cosas semejante. Porque nada dice "te quiero" como una broma a la vieja usanza, ¿verdad?


Mostrar Texto Completo

Aquí tienes unos cuantos ejemplos que hemos recopilado. Estos hombres no temen arriesgar su relación por echarse unas risas. ¡Vota por tus favoritos!