Incluso hoy en día, cuando el mundo entero puede verse en los mapas del GPS, se pueden descubrir todavía valiosos tesoros escondidos abandonados y olvidados. Tras llamar a los subastadores, el nieto del empresario Roger Baillon descubrió que la colección de 60 automóviles antiguos encontrados en la granja de la familia al oeste de Francia podrían valer hasta 12 millones de libras en una subasta. Estos automóviles datan de entre los años 30 y 50, y estaban pudriéndose en cobertizos.


Mostrar Texto Completo

Tampoco son unos coches clásicos de los años 30 normales y corrientes: Uno de los Talbot Lago de la colección había pertenecido anteriormente al rey egipcio Farouk, y uno de los Ferraris se había usado en el rodaje de una película de Jane Fonda. Junto con algún precioso Maserati, Baillon pretendía construir un museo con su colección, que estuvo recopilando desde 1950 a 1970, pero cuando las cosas no fueron como esperaba, se vio obligado a vender 50 coches, y el resto de la colección fue olvidada.

Esta colección será subastada en París, el 6 de Febrero de 2015. Los coches que no se puedan restaurar, serán vendidos para piezas.

Más información en: artcurial.com (via: dailymail)