Las cicatrices tienen mala reputación. A menudo se ven como feas, peligrosas, criminales y algo que esconder o de lo que avergonzarse. En la cultura popular, son los chicos malos los que tienen cicatrices.

Con razón tanta gente se siente insegura sobre ellas. Sophie Mayenne, de Londres, Inglaterra, está trabajando para cambiar estas percepciones a través de su proyecto de fotografía 'Detrás De Las Cicatrices', una serie de conmovedoras fotografías de gente con sus cicatrices y las historias que hay detrás.

"Como fotógrafa siempre me ha atraído el trabajo crudo y sin retocar, y lo que nos hace diferentes a los unos de los otros -aquí es donde se origina mi interés en las cicatrices," contó Sophie a Bored Panda. "Cuando empecé el proyecto recuerdo decir que, si puedo suponer una diferencia para al menos una persona, entonces habré tenido éxito. A medida que el proyecto ha ido creciendo, tan solo espero que llegue a más gente y siga teniendo un impacto positivo."

Sus sujetos, a menudo inseguros y vulnerables tras años escondiendo sus cicatrices, así como el trauma psicológico con el que puede que carguen, han acogido su proyecto con entusiasmo. "La respuesta ha sido realmente positiva -y verte a ti mismo a través de los ojos de un fotógrafo puede ser una experiencia poderosa," nos contó Sophie. "Para alguna gente, la experiencia en la sesión de fotos puede ser muy terapéutica, ya que puede que no hayan compartido antes sus experiencias, y para otros supone consolidar el nuevo amor que sienten por sus cicatrices y su cuerpo."

Parece que el proyecto de Sophie está sin duda teniendo el impacto positivo que se propuso conseguir, ya que la gente se siente inspirada para contar sus historias y deshacerse la carga de la inseguridad. "A medida que más gente sabía del proyecto, más gente se ponía en contacto," contó a Bored Panda. "Espero poder hacer en el futuro un libro de las series con las que la gente del pasado y del presente puedan identificarse."

"Estas, en mi opinión, son algunas de las mejores y más honestas imágenes que he tomado nunca."

Continúa hacia abajo para ver algunas de las fotos del fantástico e inspirador proyecto de Sophie, así como breves descripciones de las historias que tienen detrás. ¡Haznos saber qué piensas en los comentarios!

Más información: Website | Instagram

#1 Tracey

Tracey

"Mi nombre es Tracey. Soy una madre de 45 años. En 2012, mi médico de cabecera me diagnosticó un resfriado común que empeoró drásticamente. Se me administró medicación para el resfriado, la cual me hizo sentir fatal. Llamé al 999 y alguien vino a verme. Dijeron que todo estaba bien. Todo estuvo bien durante 40 minutos o algo así. Le pedí a mi hija que hiciese la cena, y... Read More

"Mi nombre es Tracey. Soy una madre de 45 años. En 2012, mi médico de cabecera me diagnosticó un resfriado común que empeoró drásticamente. Se me administró medicación para el resfriado, la cual me hizo sentir fatal. Llamé al 999 y alguien vino a verme. Dijeron que todo estaba bien. Todo estuvo bien durante 40 minutos o algo así. Le pedí a mi hija que hiciese la cena, y después me fui al piso de arriba a tumbarme -y no me desperté. Mi hija llamó al 999 y ella y mi amiga Chyle se subieron en una ambulancia de camino al Kings College Hospital. Cuando desperté, me sentía confusa. No reconocía a mi hija ni a mi amiga. Me hicieron un escáner y descubrieron que tenía dos tipos de meningitis. Se me indujo un coma durante un mes. Cuando desperté, no podía hablar. Mi hija venía a verme a diario -podía escucharla pero no podía responder, lo cual me enfadaba. Después descubrí que me habían puesto tubos de alimentación en la garganta -me dijeron que no dejaba de intentar arrancármelos. Estuve en cuidados intensivos durante más de dos meses antes de tener un ataque al corazón. Mientras sufría el ataque, los médicos encontraron un tumor en una válvula de mi corazón y un agujero en el corazón. Reemplazaron la vávula con una de titanio que hace tic tac como un pequeño reloj. Después de la operación me pasaron de vuelta a cuidados intensivos, pero esta vez estaba en una habitación aislada por la meningitis y la recuperación. Después de un mes me hicieron una traqueotomía, la cual me permitió hablar y comunicarme con los médicos, las enfermeras y mi familia. Durante un tiempo no pude hablar bien y solo podía comunicar lo básico y hablar un poco. Me resultaba difícil entender a los otros, pero lo intentaba con respuestas de una palabra. En abril me enviaron al ala de neurología del hospital Lewisham, donde los médicos me enseñaro cosas básicas como contar, hablar, caminar, comer, beber, lavarme y vestirme. Durante el primer mes no podía andar bien así que me dieron una silla de ruedas -y después un andador para caminar por los pasillos del ala llamado "Frank Cooksey". Los cocineros del ala no dejaban de alimentarme ya que tenía una talla 2-4. Después de semanas caminando por el ala del hospital, me dejaron caminar por el hospital con familia, amigos y equipo del hospital."

sophiemayanne Reportar

#2 Mercy

Mercy

"Mis cicatrices son de un incendio relacionado con la violencia doméstica. Me quemé a los 29 años y el proceso de asimilarlo ha sido complicado. El consuelo que recibo de mis cicatrices es que me han hecho quien soy ahora. Las llamo la joya más preciosa y cara que poseo. He sobrevivido y, si que me hagan una foto y exponer mis cicatrices puede ayudar a alguien más, ¡eso... Read More

"Mis cicatrices son de un incendio relacionado con la violencia doméstica. Me quemé a los 29 años y el proceso de asimilarlo ha sido complicado. El consuelo que recibo de mis cicatrices es que me han hecho quien soy ahora. Las llamo la joya más preciosa y cara que poseo. He sobrevivido y, si que me hagan una foto y exponer mis cicatrices puede ayudar a alguien más, ¡eso me vale!"

sophiemayanne Reportar

Yoselyn Carrillo Hace 6 meses

hermosa :)

#3 Megan

Megan

"Cuando tenía 14 años rescaté a un caballo llamado Fly, e inmediatamente me enamoré de él. Una mañana me encontraba alimentando a los caballos en el campo (como cada mañana). Fly intentó golpear a otro caballo que tenía detrás, pero falló y me golpeó a mi en la cara, justo debajo de mi sien izquierda. Al principio me quedé en shock, era joven y estaba sola en un campo cubierta... Read More

"Cuando tenía 14 años rescaté a un caballo llamado Fly, e inmediatamente me enamoré de él. Una mañana me encontraba alimentando a los caballos en el campo (como cada mañana). Fly intentó golpear a otro caballo que tenía detrás, pero falló y me golpeó a mi en la cara, justo debajo de mi sien izquierda. Al principio me quedé en shock, era joven y estaba sola en un campo cubierta de sangre. No obstante, después de algunos viajes al hospital la cicatriz es ya parte de mi cara. Ya han pasado 4 años desde el golpe, la cicatriz se ha adherido al hueso del pómulo y por eso se nota tanto. Aunque se me presentase la oportunidad de quitar la cicatriz, nunca lo haría. ¡No creo que la belleza tenga que ser simétrica!"

sophiemayanne Reportar

#4 Maya

Maya

Los últimos meses han sido todo un reto a medida que el estado de mi piel se deterioraba enormemente. Desde los 18 meses de edad, cuando fui diagnosticada con epidermolisis bullosa, hasta principios de este año, pude vivir una vida casi normal a pesar de mi piel, era fácil de esconder y de tratar. Pero a principios de este año empecé a empeorar rápidamente y ahora puedo... Read More

Los últimos meses han sido todo un reto a medida que el estado de mi piel se deterioraba enormemente. Desde los 18 meses de edad, cuando fui diagnosticada con epidermolisis bullosa, hasta principios de este año, pude vivir una vida casi normal a pesar de mi piel, era fácil de esconder y de tratar. Pero a principios de este año empecé a empeorar rápidamente y ahora puedo hacer menos cosas que antes. Mi seguridad en mi misma y mi autoestima son casi inexistentes al mayor parte del tiempo. Una gran parte de mis días la paso tratando mi piel o sufriendo por ella. Pero ahora, más que nunca, necesito recordarme que sigo siendo la antigua yo. Sigo siendo preciosa y esta enfermedad con la que tendré que lidiar durante el resto de mi vida no me define como persona. Siempre será una gran parte de mi vida pero nunca dejaré que la domine. La EB es tan rara que hay muy poca concienciación sobre ella y en muchos casos pone en peligro tu vida, así que publico esto no solo por mi sino para todo aquel que está sufriendo. Por la falta de conocimiento, los fondos destinados a pruebas e investigación son tan limitados que yo probablemente nunca tenga acceso a una cura. Por mucho que eso me enfade, tan solo espero que los niños del futuro tengan acceso a más tratamientos y una posible cura. Si a alguien le importa lo suficiente como para saber más sobre la EB, que busque en Google "Debra eb".

sophiemayanne Reportar

Aurora Rodriguez Gomez Hace 6 meses

Tienes un rostro hermoso pequeña y una gran fuerza interior!!!

Ver más comentarios

#5 Agnes

Agnes

"En 1997, a los 7 años, sobreviví a una explosión de gas. He recibido 27 cirugías reconstructivas. Siempre me he sentido cómoda con mis cicatrices, para mi son preciosas y te cuentan historias diferentes. Son especiales."

sophiemayanne Reportar