No todos nos tomamos San Valentín en serio, lo que es genial porque nada es más sexy que un gran sentido del humor.


Mostrar Texto Completo

Así que mejor que unas aburridas flores, bombones y cena para dos, estas personas lo han convertido en una experiencia mucho más memorable haciendo un poco el tonto y divirtiéndose.

En esta pequeña lista que hemos recopilado tenemos algunos de los ejemplos más divertidos y creativos de regalos de San Valentín. Estos detalles revelan mucho más sobre una pareja y su relación que los típicos productos que as tiendas quieren que compres, haciéndolos aún más dulces por ello. ¡Vota por tus favoritos!