¡Comprar por internet es genial! Los precios y la conveniencia están muy bien, y hay todo un mundo de nuevos vendedores que probar.


Mostrar Texto Completo

Pero también tiene sus contras, como los problemas medioambientales que genera comprar horquillas de 50 céntimos desde China si todo el mundo empieza a hacerlo... ¿Y qué pasa con la tienda familiar de la calle de al lado? ¿Qué les va a ocurrir?

Aún así, lo insuperable de comprar por internet es esa tensión de no saber nunca lo que vas a recibir. A veces, las expectativas no concuerdan con la realidad. Ese vestido que tenía un aspecto genial en la foto borrosa de la modelo, no te queda tan bien a ti. ¿Esas deportivas carísimas que te acabas de comprar? Son tamaño muñeco y te han estafado.

Aquí hemos recopilado una lista con esas veces en que las compras por internet salieron mal pero al menos nos echamos unas risas, demostrando que a veces la tienda familiar o el centro comercial es mejor. ¡Vota por tus favoritos!

#7 Pedí esta camiseta de tirantes y me llegó un vestido que al menos me hace buen culo

Pedí esta camiseta de tirantes y me llegó un vestido que al menos me hace buen culo

Jeremy Russel Priola Reportar

Ricardo Baloy Hace 3 meses

Solo pon el pantalo por ensima del vestido y listo tu camiseta