El mercado de influencers en Instagram es una industria que vale ya 1 billón de dólares, y ni siquiera necesitas un perro bonito o un estilo de vida de manual para meterte en ella. La agencia de marketing Mediakix ha llevado a cabo una investigación y ha descubierto que cualquiera puede falsear su cuenta y conseguir beneficiosos contratos con marcas en Instagram.


Mostrar Texto Completo

La agencia creó dos cuentas ficticias en Instagram: 1) sobre una modelo que publica sobre moda y estilo de vida, y 2) un fotógrafo de viajes y aventura. Para la 1ª cuenta, Mediakix contrató a una modelo y generó todo el contenido del canal durante una sesión de fotos de un día. Esta es Alexa Rae (calibeachgirl310). La 2ª cuenta pertenecía a Amanda Smith (wanderingggirl) y esta vez Mediakix fue más lejos: todas las fotos proceden de catálogos gratuitos de imágenes que muestran lugares del mundo al azar con chicas rubias que no muestran su rostro a la cámara.

Tras preparar estas personalidades falsas y generar el contenido, la agencia empezó a comprar seguidores: “Comenzamos con 1000 seguidores diarios porque nos preocupaba que si comprábamos muchos, Instagram nos marcaría la cuenta,” afirmaron en Mediakix. “Pero pronto descubrimos que podíamos comprar hasta 15.000 seguidores de una vez sin problemas.” ¿Y cuanto cuesta este ejército? Entre 3 y 8$ por cada 1000.

Aunque si los seguidores no comentan en las publicaciones, no valen mucho. Así que el siguiente paso fue comprar interacción. “Una vez que acumulamos unos cuantos miles de seguidores en cada cuenta, empezamos a comprar likes y comentarios.” Mediakix pagó unos 12 centavos por comentario y entre 4 y 9$ por cada 1000 likes. Para cada foto, compraron  entre 500 y 2500 likes y entre 10 y 50 comentarios. Todo el experimento terminó costando en total a Mediakix unos 1000$ (700$ para calibeachgirl210 y 300$ para wanderingggirl).

Después de que ambas cuentas alcanzaran 10.000 seguidores (a partir de los cuales se puede acceder a las plataformas de marketing influencer), Mediakix empezó a ofrecer ambas cuentas para ser patrocinadas. “Nos aseguramos 4 acuerdos pagados en total, 2 para cada cuenta. El de moda fue con una compañía de bañadores y otra de comida y bebida. El de viajes consiguió un acuerdo con una marca de alcohol y la misma compañía de comida y bebida de antes. Por cada campaña, se ofreció a las ‘influencers’ compensación monetaria, productor gratis o ambas cosas.”

Los resultados son preocupantes para todos los que gastan dinero en campañas de marketing influencer. Los usuarios de Instagram con seguidores e interacciones falsas podrían defraudar a marcas por millones de dólares.

Más información en: mediakix.com (via: highsnobiety)

El mercado de influencers en Instagram es una industria que vale ya 1 billón de dólares, y no es difícil formar parte de ello

Para demostrar esto, la agencia de marketing Mediakix realizó un experimento

Crearon 2 cuentas falsas y generaron todo el contenido usando imágenes de catálogo gratis y organizando una sesión de fotos de un día

Después, solo tuvieron que comprar seguidores

“Comenzamos con 1000 seguidores diarios porque nos preocupaba que si comprábamos muchos, Instagram nos marcaría la cuenta”

“Pero pronto descubrimos que podíamos comprar hasta 15.000 seguidores de una vez sin problemas”

Y cuanto cuesta este ejército? Entre 3 y 8$ por cada 1000

“Una vez que acumulamos unos cuantos miles de seguidores en cada cuenta, empezamos a comprar likes y comentarios”

Mediakix pagó unos 12 centavos por comentario y entre 4 y 9$ por cada 1000 likes

Después de que ambas cuentas alcanzaran 10.000 seguidores, pudieron ofrecerse a acuerdos de patrocinadores

Al final, ambas cuentas se aseguraron 4 acuerdos pagados en total, 2 para cada cuenta. Todo esto le costó a Mediakix un total aproximado de 1000$. Demasiado fácil, ¿no?