Alan McFayden es un ávido fotógrafo de la vida salvaje desde 2009, y acaba de sacar la foto que llevaba 6 años intentando conseguir. Según sus cuentas, le llevó 4200 horas y unos 720.000 disparos sacar la foto perfecta de un martín pescador lanzándose directo al agua sin salpicar en absoluto.


Mostrar Texto Completo

“Quería conseguir una foto de la zambullida perfecta, totalmente directo y sin salpicar, y eso conllevó no solo estar en el sitio exacto y tener buena suerte, sino también que el ave lo hiciera perfectamente,” dijo McFayden a The Herald Scotland. “A menudo iba y hacía 600 fotos en una sola sesión, y ni una de ellas era buena. Pero ahora miro los miles y miles de fotos que he hecho para conseguir esta imagen y me doy cuenta del trabajo que realizado para lograrlo.”

McFayden también lleva un negocio en el que vende escondites para fotógrafos de la vida salvaje, y fue su abuelo quien le inspiró este amor por la fauna y la naturaleza: “Recuerdo a mi abuelo llevándome a ver nidos de martín pescador, y recuerdo quedarme asombrado con la magnificencia de los pájaros. Así que cuando empecé con la fotografía, volví al mismo lugar para retratar a los martines pescadores.”

Más información en: photographyhides.co.uk | Facebook | Twitter (via: heraldscotland)

A Alan McFayden le llevó 6 años, 4200 horas y 720.000 intentos sacar esta foto:

“Quería conseguir una foto de la zambullida perfecta, totalmente directo y sin salpicar, y eso conllevó no solo estar en el sitio exacto y tener buena suerte, sino también que el ave lo hiciera perfectamente”

“A menudo iba y hacía 600 fotos en una sola sesión, y ni una de ellas era buena”

“Nunca me paré a pensar en todo lo que me estaba llevando conseguir la foto, porque estaba disfrutando, pero ahora miro atrás y estoy muy orgulloso de la foto y del trabajo para conseguirla”

“Recuerdo a mi abuelo llevándome a ver nidos de martín pescador, y recuerdo quedarme asombrado con la magnificencia de los pájaros”