Mostrar Texto Completo

A veces, un rábano no es solo un rábano. A veces parece estar oteando el horizonte. Y de forma similar, a veces una patata puede ser un oso, y un boniato, una foca. Por supuesto, estamos hablando de frutas y verduras que no han salido de forma habitual y han adquirido el aspecto de animales, o de hacer o sentir cosas humanas.

Pero, ¿qué hace que adquieran estas extrañas formas? La respuesta es sencilla. ¡Es ciencia! Puede haber más razones, pero la principal es que se haya dañado su tejido cicatrizal. Si al principio de su crecimiento ocurre esto, puede alterarse y causar deformidad. En cambio, los tubérculos adquieren su aspecto extraño a causa de la inconsistencia de la fertilización del suelo.

1. Tomate en forma de pato

2. Rábano evolucionado

3. Fresa en forma de mariposa

4. Zanahoria emo

5. Zanahorias madre e hijo dándose un abrazo