Esta es Oreo, una gata que de algún modo consiguió colarse en un asilo y decidió trabajar ahí. “Aquí es como de la familia. Ayuda a los residentes y a los empleados, la queremos,” dijo Carmen Delgado, recepcionista del asilo St. Augustine en Cleveland, Ohio.


Mostrar Texto Completo

Todo el mundo aprecia la presencia del gato. “La mayoría de personas a las que cuidamos tenían mascotas… así que tener a Oreo aquí, y que sean capaces de venir a darle mimos al gato y ver cómo está, les aporta cierto sentimiento de hogar,” dijo Dana Carns, directora de avances.

“El personal siempre me manda fotos, incluso por las noches o fines de semana, en plan ‘Oreo está en recepción contestando al teléfono, porque ya es tarde’, o ‘está sentada con un residente que está esperando a que la recojan’. Creo que nos trae muchas risas, sonrisas, y sencillamente, mucha normalidad.”

Más información en: St. Augustine Health MinistriesFacebook (via: lovemeow)

Esta es Oreo, una gata que de algún modo consiguió colarse en un asilo y decidió trabajar ahí

“Aquí es como de la familia. Ayuda a los residentes y a los empleados, la queremos”

“La mayoría de personas a las que cuidamos tenían mascotas… así que tener a Oreo aquí, y que sean capaces de venir a darle mimos al gato…”

“…Y ver cómo está, les aporta cierto sentimiento de hogar”

“Mira, Oreo está en recepción contestando al teléfono, porque ya es tarde”

“Creo que nos trae muchas risas, sonrisas, y sencillamente, mucha normalidad”

Aquí puedes ver el vídeo: