Hace poco, en una entrevista con el periódico alemán Tagesspiegel, la artista Marina Abramovic dijo que tener hijos habría arruinado su creatividad. “He tenido 3 abortos porque estaba segura de que serían un desastre para mi trabajo,” dijo. “Una solo tiene una cantidad limitada de energía en el cuerpo y habría tenido que dividirla.”


Mostrar Texto Completo

Pero Hein Koh, una artista que vive en Brooklyn, ha respondido a esos comentarios publicando una foto de ella misma trabajando con su portátil mientras al mismo tiempo amamanta a sus gemelos.

“Cuando mis gemelos tenían 5 semanas, a pesar de la falta de sueño y todas las veces que tenía que amamantarlos (cada 2 o 3 horas, todos los días, 45 minutos cada vez), tenía el trabajo hecho,” escribió Hein. “Marina Abramovic piensa que los niños apartan a las mujeres del mundo del arte, pero a la mierda con eso.”

Más información en: Facebook | Hein Koh (via: babble)

“De algún modo, si eres un hombre, se te permite tener hijos y aún se te percibe como centrado en tu trabajo,” dijo Hein. “Pero si eres una mujer con hijos, la gente piensa en ello como un gran sacrificio,” observa. “Los nuevos modelos de familia están cambiando: las madres no tienen que ser necesariamente las cuidadoras principales. Con un poco de distribución de responsabilidades y un sistema que te apoye (el apoyo es clave, y reconozco que es un privilegio), las mujeres pueden tener hijos y seguir teniendo éxito en su trabajo.”

“He preparado un horario que me permite pasar tiempo con los niños, al menos unas pocas horas al día, pero también tener tiempo para mi, para trabajar en mi estudio o hacer otras cosas que necesite,” explica. “La puericultura es un privilegio, y por desgracia muchas madres y artistas no tienen eso. Dicho esto, entiendo lo afortunada que soy y no pierdo el tiempo.”

“Todos tenemos que hacer lo que creemos que es mejor para nosotros y nuestras familias,” continúa. “Solo intento vivir mi vida, y sé que tengo limitaciones, pero lo hago lo mejor que puedo. La gente debería dejar a las madres en paz y meterse en sus asuntos. Sobre todo otras madres, que siempre son las primeras en juzgar.  Sin importar nuestras elecciones individuales, las mujeres deberían apoyarse unas a otras y dar ejemplo en vez de atacar. Ese es el tipo de cultura que quiero promover.”