A finales de enero de 2016, una voluntaria danesa se embarcó en una misión de rescate por las calles de Nigeria, y descubrió a un niño desnutrido al borde de la muerte. El momento fue captado en una conmovedora foto, en la que se la ve dando agua al pobre niño. Un año después, el niño se ha recuperado completamente, acaba de comenzar a ir a la escuela, y se ha recreado esa primera foto para demostrar lo lejos que ha llegado.


Mostrar Texto Completo

Anja Ringgren Lovén trabaja para una organización llamada DINNødhjælp quienes encontraron al niño abandonado, a quien llamaron muy apropiadamente Hope (esperanza). Se dedican a rescatar a niños que a menudo son considerados “brujos”, a menudo torturados y asesinados por sus propios padres. Algunos líderes religiosos en Nigeria acusan a los niños de brujería, esperando cobrar por los servicios de exorcismo a los padres. Anja y su equipo combaten esta epidemia dando refugio a los niños afectados.

Ya escribimos anteriormente sobre Hope aquí y aquí. Debajo puedes ver cómo un año de amor y cuidados han cambiado a este niño por completo y le han dado una oportunidad de comenzar de nuevo.

Más información en: DINNødhjælp, Facebook, Instagram (via)

¿Recordáis al niño abandonado y desnutrido encontrado en Nigeria en enero de 2016?

Este es su primer día de escuela, exactamente un año después de ser rescatado por Anja Ringgren Lovén

El niño, llamado Hope, fue abandonado por sus padres para que muriera tras ser acusado de “brujería”

Fue llevado inmediatamente al hospital, donde se trató su malnutrición y sus parásitos estomacales

8 meses tras ser rescatado, comenzó a ganar peso y recobrar sus energías