Pocos momentos hay más satisfactorios para los padres, que cuando consiguen que sus hijos se duerman. Solo entonces pueden relajarse, sabiendo que sus pequeños están durmiendo tranquilamente en sus cunas… ¿no? Bueno, no siempre. Echa un ojo a este divertido vídeo y verás.


Mostrar Texto Completo

Estas imágenes fueron grabadas en el dormitorio de los gemelos de 2 años Andrew y Ryan Balkin, de Nueva York, quienes decidieron montarse una fiesta nocturna después de que sus padres los acostaran. Consiguieron escaparse de sus cunas y pasarse la noche saltando sobre cojines y teniendo conversaciones filosóficas en el sofá. “Cuando los padres no están, los cachorros juegan,” escribió su padre, Jonathan Balkin, quien subió el divertido vídeo a Facebook.