Había un hombre en las calles de Bangkok, Tailandia, disfrutando de su almuerzo, cuando de repente pasó frente a él un perro hambriento. Decidió compartir con ella su comida y le dio un poco de carne ensartada.


Mostrar Texto Completo

Para su sorpresa, el perro no se la comió. Simplemente la cogió y salió corriendo. El hombre decidió perseguirla y cuando al fin llegó a su destino, se enterneció. Resulta que mamá perrita estaba llevando la carne a su hogar para alimentar a sus 4 perritos hambrientos.

El hombre grabó toda la escena con su cámara, y el vídeo se ha vuelto viral. ¡Nada como el amor de una madre!

(via)

Aquí puedes ver el vídeo: