Este es Smokey, un perro rescatado que no va a ningún sitio sin su elefante de peluche. Sus anteriores dueños perdieron su casa y ya no podían permitirse cuidar más del perro. Así que Smokey, de 5 años, fue llevado al refugio Franklin County Dog Shelter & Adoption Center el pasado día de San Valentín, junto a su juguete favorito, para que “tuviera algo de consuelo”. A Smokey le encanta su elefante tantísimo, que en su caseta había un cartel avisando que él y el elefante tenían que ser adoptados juntos.


Mostrar Texto Completo

El elefante es lo único que animaba algo a Smokey en el refugio. Aparte de jugar con él, fueron unas semanas deprimentes para el perro, que parecía extremadamente tímido y estresado. Se le iba a sacrificar en marzo.

Pero un día vinieron dos voluntarios de la ONG I Have A Dream Rescue Organization. Se enamoraron de Smokey inmediatamente y se comprometieron a encontrarle un hogar de acogida.

Ahora que el perro sabe que va a tener un hogar, no deja de sonreír. “Siempre estaba triste y tumbado con su elefante hasta que un voluntario empezó a hablar con él,” dijo Melissa Sutherland, tesorera de la ONG. “Es increíble lo que un rescate hace por los perros.”

Más información en: I Have A Dream | Facebook (via: thedodo)

Este es Smokey, un perro rescatado que no va a ningún sitio sin su elefante de peluche

Sus anteriores dueños perdieron su casa y ya no podían permitirse cuidar más del perro

En su caseta había un cartel avisando que él y el elefante tenían que ser adoptados juntos

El perro estaba muy deprimido y siempre tumbado en el refugio, pero una ONG lo vio

Se comprometieron a encontrarle un hogar de acogida junto a su elefante, y desde entonces no para de sonreír