Lo de hablar en público, algunos lo llevan mejor que otros. Algunos prefieren derramar café hirviente sobre sus genitales antes que ponerse frente a la gente y tener que hacer una presentación. Sin embargo, no hay excusa si la presentación carece de creatividad, en estos días de memes y powerpoints. Incluso aunque no te guste hablar en público, siempre es más fácil con fotos divertidas y demás, así que si lo haces lo bastante bién, quizá solo tengas que darle al botón de "siguiente" y poco más. Porque hoy en día, tu presentación puede hablar por ti.


Mostrar Texto Completo

Hemos recopilado una lista de gente que ha intentado hacer exactamente eso (aunque a veces ha fallado). Los niveles de éxito varían, pero lo que no falla es que al menos hacen gracia. ¿Cuál te gusta más?