Tsuneko Sasamoto es una de las primeras mujeres en Japón que se dedicó a ser reportera gráfica. Nacida el 1 de Septiembre de 1914, también es una de las más ancianas fotógrafas del país, y a pesar de haberse roto el año pasado una mano y ambas piernas, aún sigue haciendo fotos. Sasamoto está en la actualidad sometiéndose a rehabilitación mientras fotografía flores para un proyecto llamado “Hana Akari,” o “brillo floral”, un tributo a sus amigos fallecidos.


Mostrar Texto Completo

Sasamoto se convirtió en fotógrafa profesional a los 25 años, y sus fotos de Japón antes y después de la guerra consiguieron gran atención. Zaikeinews cuenta que la curiosidad innata de Sasamoto es lo que siempre ha guiado su trabajo. “Bastante asustada pero curiosa, no me gusta pero quiero verlo. Siento que tengo que hacer frente al mundo y hacer que la gente sepa lo que veo, solo quiero hacer fotos…” dijo Sasamoto.

(via: petapixelzaikeinews)

“Es importante permanecer positiva en tu vida y nunca rendirse,” dice Tsuneko

Créditos de la imagen: 90thsite

“Nunca hay que volverse perezoso”

Créditos de la imagen: 90thsite

“Necesitas empujarte a ti mismo y estar alerta para poder avanzar”

Créditos de la imagen: 90thsite

Cúpula tras la bomba de Hiroshima, 1953

Créditos de la imagen: Tsuneko Sasamoto

Escuela de geishas, 1951

Créditos de la imagen: Tsuneko Sasamoto

Soho Tokutomi, 1957

Créditos de la imagen: Tsuneko Sasamoto

El barco antártico Soya, 1956

Créditos de la imagen: Tsuneko Sasamoto

El político Inejiro Asanuma, 1955

Créditos de la imagen: Tsuneko Sasamoto

También es una mujer con mucho estilo

Créditos de la imagen: Satoko Kawasaki

Poco antes de su 100º cumpleaños, dio una entrevista a NHK World: