Lindsay y Matthew Brentlinger de Ohio llevaban años intentando tener un bebé, y su deseo se hizo realidad finalmente el 17 de Diciembre de 2016, cuando ella dio a luz a los gemelos William y Reagan.


Mostrar Texto Completo

Pero tristemente, William nació con varias anormalidades y solo funcionada el lado derecho de su corazón. en la 23ª semana de embarazo, los médicos avisaron a la familia Brentlinger de que su hijo nacería muerto, pero sobrevivió al parto y estuvo con su familia durante 11 días antes de fallecer. “Fueron los 11 días más felices de mi vida,” dijo Matthew.

Para sacar el máximo partido del poco tiempo que tenían todos juntos, un amigo de la familia contactó con Lindsey Brown, una fotógrafa profesional que aceptó hacer una emotiva sesión de fotos de William y su hermana gemela justo antes de Navidad. “Las imágenes son solo recuerdos,” dijo Brown. “Sé que mucha gente los atesora, así que me alegró mucho poder hacerlo por esta familia.” Y como se puede ver, William ya no está con nosotros, pero siempre vivirá en estas hermosas imágenes con sus padres y su hermana.

“Lloré la primera vez que vi las fotos. Aún lloro a veces,” dijo Lindsay. “Son hermosas, y él también es hermoso. En algunas de ellas se le puede ver completamente despierto, con sus preciosos ojazos. Es algo que por supuesto atesoraremos.”

Más información en: Lindsey Brown Photography (via: 13abc, good.is)

Lindsay y Matthew Brentlinger de Ohio llevaban años intentando tener un bebé

Su deseo se hizo realidad finalmente el 17 de Diciembre de 2016, cuando ella dio a luz a los gemelos William y Reagan

Pero tristemente, William nació con varias anormalidades y solo funcionada el lado derecho de su corazón

Los médicos avisaron a la familia Brentlinger de que su hijo nacería muerto, pero sobrevivió al parto y estuvo con su familia durante 11 días antes de fallecer

“Fueron los 11 días más felices de mi vida,” dijo Matthew

Para sacar el máximo partido del poco tiempo que tenían todos juntos, contaron con Lindsey Brown, una fotógrafa profesional que hizo una emotiva sesión de fotos de William y su hermana

“Las imágenes son solo recuerdos,” dijo Brown. “Sé que mucha gente los atesora, así que me alegró mucho poder hacerlo por esta familia”

“Lloré la primera vez que vi las fotos. Aún lloro a veces,” dijo Lindsay

“Son hermosas, y él también es hermoso. En algunas de ellas se le puede ver completamente despierto, con sus preciosos ojazos. Es algo que por supuesto atesoraremos”