Tener citas hoy en día es un asunto más complicado de lo que parece, con las antiguas “normas” casi obsoletas y con nuevas expectativas poco claras en este mundo obsesionado con la tecnología.


Mostrar Texto Completo

Las citas online y las apps como Tinder tienen la ventaja de que puedes conocer a la persona bien antes de quedar en persona, y es común pasar días mandándose mensajes y tener una idea de con quién estás flirteando a través de su perfil de Facebook, etc…

Sin embargo, la siguiente historia puede hacerte pensar 2 veces el ir sin más a cenar con personas que has conocido así. El usuario de imgur minilogo37 se dio cuenta de que su cita estaba más interesada en otras partes de la cita que en su compañía, y que le estaba timando.

¿Qué hacer en esta situación? ¿Apretar los dientes y pagar, cómo se solía esperar que hicieran los caballeros? ¿Insistir en pagar a medias, con lo que podríamos llegar a una potencial situación embarazosa? ¿Explicarle aparte al camarero lo ocurrido, pagarle lo tuyo y largarte disimuladamente?

Aquí debajo puedes ver lo que hizo minilogo37 con su taimada cita, lo que conlleva una discusión sobre la ética de las citas modernas. ¿Tú qué habrías hecho? ¡Dínoslo en los comentarios!

En los comentarios, algunos no tardaron en aplaudirle

Pero otros opinaban distinto

¿Qué habrías hecho tú en esta situación?