Muffin es un caniche de 13 años y medio que se quedó ciego, y Silvie Bordeaux, su ingeniosa dueña, ha encontrado una manera increíble de ayudar a los perros ciegos a ir por el mundo con más facilidad y confianza. Lo ha llamado el «Halo de Muffin», y es un anillo suspendido sobre la cabeza del perro que le avisa de que hay un obstáculo delante y no chocar con él.

El prototipo fue diseñado para el propio Muffin, y dese entonces ha sido adaptado para perros de distintos tamaños y con otros colores. Silvie espera poder ver este producto en los refugios de todo el pais, donde daría a los perros ciegos mayores oportunidades de ser adoptados.

Más información en: muffinshalo.com | Instagram (via: dailymail, aplus)

Este es Muffin, el caniche que se quedó ciego hace dos años

Él inspiró a su dueña para crear el Halo de Muffin, un ingenioso accesorio que ayuda a los perros ciegos a caminar con confianza

El anillo de cable alrededor de la cabeza del perro le permite sentir el obstáculo contra el que ha chocado antes de que se estampe la cabeza

El anillo de cable de cobre es muy ligero y está enganchado a un cómodo arnés… ¡con forma de alas de ángel!

Aunque si las alas de ángel no van contigo, también hay más diseños para elegir

Silvie Bordeaux creó este accesorio cuando veía a Muffin chocar con las paredes y caerse por las escaleras

Este halo ha obrado maravillas: «Es como un pequeño traje de Superman para Muffin»

La inventora espera ver su creación en los refugios para perros, donde ayudará a los canes ciegos a ser adoptados

En muchos sitios, los perros ciegos son a menudo los primeros en ser sacrificados porque la gente evita adoptar perros con problemas de salud