Volar junto a un niño que llora es malo, pero si el niño es tuyo, es peor. Esta madre llamada Kesha Bernard volaba de Seattle a Denver el pasado 29 de Julio cuando vio que una mujer volaba sola con sus 3 hijos, esforzándose para que todos estuvieran contentos, sobre todo la pequeña de 3 años.

Para empeorarlo, el despegue se retrasó, con lo que el avión se llenó de pasajeros gruñones con aún menos paciencia para aguantar a niños llorones. Kesha no podía aguantar ver sufrir a la pobre mujer, sobre todo después de ver a otra pasajera portarse muy mal con ella. Así que se levantó y mostró algo que el resto del avión pareció haber olvidado: compasión.

Tras compartir su historia en Facebook, Kesha se volvió viral y ya tiene casi 200.000 likes y la mitad de compartidos. Además de ser encantadora, es fotógrafa y tiene 2 hijos. Aquí puedes leer la historia completa, compártela con quién necesite restaurar su fe en la humanidad.

Más información en: Kesha Shonet Photography

Esta madre compartió hace poco una historia distinta sobre «bebés llorando en el avión» y se ha vuelto viral

«Cómo podemos ignorar a un humano en apuros, no lo entiendo»

«Por favor, ser amables y considerados. Ayudáos los unos a los otros. Lo hace todo más sencillo»

La mayoría de lectores le dieron una ovación a esta madre

Sin embargo, otros creen que estuvo fuera de lugar

¿Tú qué opinas? Dínoslo en los comentarios