Gran Bretaña está llena de cosas encantadoras: El té con escones, misteriosos y románticos jardines, muros ondulados… Espera, ¿muros ondulados? ¡Sí!

Populares en la isla británica, los muros ondulados fueron incluso exportados a Estados Unidos. Originalmente llamados muros de jardín “crinkle crankle”, son muy económicos y necesitan menos ladrillos que los rectos. Quizá pienses que no tiene sentido, pero no es así: estos muros pueden tener solo una capa de ladrillos de grosor, mientras que los rectos se derrumban si los haces así. Las curvas del muro le proporcionan estabilidad.

No te pierdas las fotos y decidnos que os parecen estos muros. Y si queréis saber más sobre ellos, Ed Broom de Suffolk ha documentado todos los muros ondulados de su zona.

Reino Unido está lleno de estos encantadores muros ondulados de jardín

Image credits: praxis_builders

Para construirlos se necesitan menos ladrillos porque solo requieren una capa de ellos

Image credits: wikipedia

Los muros ondulados son preciosos y vienen genial para plantar árboles frutales en sus huecos y defender tu jardín (si alguna vez es necesario)

Image credits: wikipedia

“Intentaba encontrar algo único en Suffolk para una competición local de escritura en 2015, cuando me acordé de los crinkle-crankle. Varias webs decían que en Suffolk había más de 50, pero la lista original (creada en los 60 por el historiados Norman Scarfe) ha desaparecido. Así que desde entonces estoy intentando crear mi propia lista. Cada vez que creo que he terminado, y ya he visitado más de 100, aparece otro,” cuenta Ed.

Image credits: wikipedia

Image credits: wikipedia

Image credits: wikipedia

Y aún se siguen construyendo: “Hay proyectos individuales (como el de Ashbocking, construido en 1999) a los que surgen en nuevas propiedades como guiño al estilo de Suffolk (como los que están construyendo en Lavenham arquitectos como Wincer Kievenaar).”

Image credits: wikipedia

Image credits: wikipedia

Image credits: wikipedia

“Pero los más antiguos requieren mantenimiento o reparaciones, sobre todo si un coche se choca con ellos. Debido al coste de una reparación apropiada, algunos no sobreviven.” Añadió que son muy ventajosos y se puede “presumir ante los vecinos” con ellos.

Image credits: Amanda Slater

Image credits: chewknew

Image credits: the_country_boy_uk

Estos muros ondulados o crinkle crankle tienen otros nombres, como crinkum crankum, serpentinas y muros de cinta. En el siglo XVIII se usaban para cultivar fruta, y se construían de este a oeste, para que un lado siempre diera al sur y recibiera los rayos cálidos del sol.

Image credits: campbellandcoarchitects

Image credits: f8tog

Image credits: amlingandcompany

Muchos de estos muros se encuentran en la región de East Anglia, donde ingenieros holandeses secaron los marjales de The Fens en el siglo XVII, y se cree que son los constructores originales de los muros. En aquel entonces, los holandeses los llamaban “slangenmuur”: muros de serpiente.

Estos muros también proporcionan ventajas estratégicas para defenderse contra invasores, haciendo que estos tengan que romper filas y sean vulnerables al contragolpe. Es algo a tener en mente si tienes ladrones de manzanas o ardillas escurridizas en tu jardín.

Esto es lo que dijo la gente sobre estos muros ondulados: