Para una feliz pareja, su boda es uno de sus días más importantes. Meses de ahorrar, planear y estresarse, así que es comprensible hasta cierto punto que la pareja olvide que el mundo no gira a su alrededor.

Esta novia agarrada pensó que podría ahorrar consiguiendo la peluquería y el maquillaje gratis

La historia se compartió originalmente en el subReddit Choosing Beggars, y es el clásico ejemplo de novia con demasiado hype. Contactó con una “amiga” (una estilista profesional en Londres con la que lleva 10 años sin hablar) y creyó que invitándola a su boda y dándole la oportunidad de añadir sus fotos al muestrario sería más que suficiente a cambio de que condujera 3 horas de ida y otras 3 de vuelta para hacerle el peinado y el maquillaje gratis.

La estilista, a punto de abrir su propio salón, debería considerarse afortunada por recibir semejante oferta. O no. Mostrando gran tolerancia, educación y comprensión hacia las peticiones de la novia, le explicó con calma que no iba a conducir hasta el quinto pino para trabajar gratis para alguien a quien apenas conoce y que solo contacta con ella cuando necesita algo.

Cuando nadie respondió al anuncio, intentó contactar con una “amiga” maquilladora

Hemos tenido bastantes historias de novias locas aquí, pero parece que algo ocurre con las bodas que convierte a la gente en monstruos egoistas. ¿Quizá nos lo tomamos demasiado en serio? Todas estas historias nos convencen de que las parejas se convierten en reyes que pueden hacer lo que quieran para su gran día. Pero a los demás nos da igual.

¿Qué opinas? ¿Has vivido algo así en las bodas? ¡Comparte tus historias en los comentarios!

Esto es lo que dijo la gente sobre la conversación