El fotógrafo Peter Thorne ha descubierto que, al igual que fotografiar a nuestros mayores puede resultar en unos retratos muy intensos, el fotografiar a perros ancianos puede dar los mismos resultados. Su serie de fotos “Viejo y Fiel” arroja una mirada cálida e íntima sobre el mejor amigo del hombre mientras vive sus últimos años.

El envejecido rostro de cada perro cuenta la historia de una vida llena de altibajos. La serie completa tiene más de 50 fotos, pero parece que podemos esperar aún más: Thorne, que vive en Toronto, no hace más que recibir peticiones de gente pidiéndole que fotografíe a sus “pobres perros viejecitos”.

Más información en: petethornephoto.com | Facebook | Instagram (via: petapixel)

“Hice esta foto de Clovis poco después de su 14º cumpleaños y tristemente falleció poco después de tener su retrato.”

Esta es la maravillosa chihuahua Stella, tiene 12 años y un solo ojo. Esa pequeña inclinación de su cabeza le da a esta chica dura un poco de mercida actitud.”

“Esta es Hazel, su nombre viene de Hazel McCallion, la alcaldesa de Mississauga. Esta señora perra perdió ambos ojos tras una operación, debido al dolor y la incapacidad de producir lágrimas. Tiene 5 microchips que le pusieron cada vez que fue vendida a una granja de perros. Por suerte fue rescatada y adoptada por Blanche Axton.”

Mance es un bulldog inglés de 13 años, una raza que aprecio mucho. Tiene cáncer de huesos y eso añade mucho caracter a su rostro. Ya que se encuentra en un estado tan frágil, no le retraté en mi estudio y viajé a su hogar para fotografiarle, con todo su encanto asimétrico.”