El londinense Rich McCor, llamado "Paperboyo" (sobre quien ya hemos hablado antes) ya ha transformado cosas como el parisino Arco del Triunfo en un muñeco de Lego, o el O2 de Londres en una tarta. Por suerte, McCor sigue trabajando y no se queda sin ideas: el fotógrafo ha vuelto con más monumentos y paisajes interactuando con sus recortes de papel.

Todo comenzó cuando Rich se convirtió en turista en su propia ciudad. "Mi 1ª idea fue usar un recorte para transformar el Big Ben en un reloj de pulsera," escribió en Bored Panda. "Mientras estaba ahí, una familia se interesó en lo que hacía y les enseñé la foto. Les entusiasmó y me animó a hacer más."

Afirma que las ideas le rondan un tiempo por la cabeza, pero también se le ocurren instantáneamente. En cualquier caso, tarda 15 minutos en conseguir sacar la imagen que quiere una vez está en la localización. El mundo es muy grande, así que mientras sigue viajando, su instagram no deja de aumentar en seguidores, ya tiene más de 253.000.

Más información en: Instagram

See Also on Bored Panda