¿Cuántas páginas de tus libros tienen la marca de haber sido dobladas por la esquina? ¿Cuántas veces has intentado acordarte de la página y se te ha acabado olvidando?

¡Pues se acabó! Aunque no tengas un marcapáginas a mano, con esta sencilla técnica alemana de papiroflexia puedes tener un marcapáginas de origami y no tener que estropear el libro. Si no te convence, mira lo que dicen en twitter sobre ello:

“Mi madre hizo este marcapáginas, no se sale ni se cae, lo recomiendo. Lo puedes hacer fácilmente con una hoja de cuaderno o algo.”

Más información en: Twitter (via: rocketnews24)

Método 1

Método 2

Créditos de las imágenes: rukow994 / Etsuko no Manma Diary / rocketnews24