Kala y Keira son dos perros de un refugio a los que les faltaban horas para morir sacrificadas, pero demostraron que un abrazo puede salvar vidas. 2 horas y 6 minutos después de que se publicara una foto en Facebook de Kala, el perro marrón, abrazando a su amigo, encontraron una casa de acogida que deseaba quedárselos y salvarlos de la muerte.

Su foto fue compartida por Angels Among Us, un centro de rescate de mascotas en Georgia que salva a perros y gatos de otros refugios del resto del estado donde serían sacrificados. Junto con su sincero ruego, la foto envía un elocuente mensaje: estos perros y muchos otros como ellos necesitan tu ayuda.

Más información en: angelsrescue.org | Facebook | Twitter

A Kala y Keira solo les quedaban horas para morir, pero este abrazo salvó sus vidas

2 horas y 6 minutos después de compartirse la foto y hacerse viral, se les encontró un hogar de acogida

¡Han demostrado que los milagros ocurren!