Parece que no importa lo mucho que Airbnb intente asegurar y garantizar una buena experiencia a sus clientes y anfitriones, en internet se siguen publicando las historias más absurdas y a veces las más terroríficas sobre Airbnb. Por suerte, la de hoy es más divertida que horrible, y tiene final feliz. Pero como cualquier historia de este tipo, te recuerda que tienes que leer las reseñas y buscar las opciones más seguras en Airbnb, porque nunca sabes si acabarás durmiendo en un contenedor de carga.

Más información en: Ben Speller

Hace poco, un hombre llamado Ben Speller planeaba un viaje a Amsterdam

Mirando en AirBnb, vio una opción que se ajustaba a sus necesidades y presupuesto. Sin dudarlo mucho, reservó un “apartamento limpio con baño privado” que le costó 100 libras.

Para su sorpresa, esto es lo que encontró al llegar

En una entrevista con un noticiario holandés, Ben dijo: “Ya habíamos pasado 3 veces por delante del contenedor intentando encontrar el lugar. Pensábamos que no podía ser eso. Pero cuando salimos, resultó que lo era. Abrimos la puerta, miramos dentro, cerramos y nos fuimos. Luego buscamos un hotel.”

Ben no sé quedó mucho rato. Tras ver su Airbnb, se fue a un hotel que le costó 230 libras extra

Periodistas, representantes de Airbnb y hasta el concejal del distrito han intentado contactar con el dueño del contenedor de carga, pero parece no dar señales de vida.

Por suerte, AirBnb le ha devuelto el dinero a Ben y le ha compensado pagándole el hotel

Image credits: AT5

Un portavoz de Airbnb dijo: “Hemos borrado al anfitrión de la plataforma. Esto no tiene cabida en nuestra plataforma y nuestro equipo trabaja duro para reforzar constantemente nuestras defensas y que no se produzcan estos fraudes.”

De hecho, el contenedor ya ha sido desplazado

Image credits: AT5

La gente no pudo evitar reírse de esta absurda situación