La creciente población de muchas regiones hace que los diseñadores urbanos se expriman los sesos en un intento de conseguir espacio para todos. Dado que la tierra es cara y escasa, la única opción lógica es construir estructuras altas en lugar de anchas. Esta solución ha producido muchos edificios bastante “delgados” y, a veces, incluso divertidos en todo el mundo. Sin embargo, aunque esto pueda parecer una explicación lógica, no todos los edificios se hacen estrechos solo para aprovechar el espacio disponible. Resulta que, probablemente, el edificio más estrecho de Beirut, Líbano, se construyó, no por falta de espacio, sino por mezquindad.

Imagen: Sandra Rishani

La casa delgada, que mide alrededor de 60 centímetros en su parte más estrecha y alrededor de 4 metros en su punto más ancho, se llama Al Ba’sa en árabe, que se traduce como el Rencor.

Imagen: Sage Welte

El nombre de esta estructura, parecida a una pared, insinúa su historia. Según la historia, bien conocida por los lugareños, la casa fue construida en la década de 1950 como consecuencia de una pelea entre dos hermanos.

Imagen: Sandra Rishani

En el pasado, los hermanos heredaron la tierra de su padre. Sin embargo, no podían ponerse de acuerdo sobre qué construir en la tierra. La disputa se hizo aún peor cuando una porción de la tierra fue cortada por varios proyectos de infraestructura municipal, dejándola con una forma extraña y cerca de la carretera.

Imagen: Sandra Rishani

El hermano al que pertenecía la tierra de formas extrañas decidió demostrar su mezquindad o ingenio, dependiendo del punto de vista de cada uno, y construyó la estructura extremadamente estrecha, pero habitable.

Imagen: Sandra Rishani

Uno se puede preguntar ¿Por qué haría tal cosa? Bueno, como resultado, el gran edificio estaba en una ubicación perfecta para bloquear la vista de un millón de dólares al mar, que anteriormente se podía ver fácilmente desde la casa de su hermano.

Imagen: Sandra Rishani

Tras la construcción del edificio, ello era todo lo que el hermano podía ver desde su casa, lo que resultó en una disminución del valor de la propiedad. Por lo tanto, el edificio estrecho se convirtió en una encarnación del rencor entre dos hermanos.

Imagen: Sandra Rishani

Durante mucho tiempo, el edificio, que sólo tiene dos apartamentos en cada piso, sirvió como burdel y más tarde se convirtió en un refugio para familias de refugiados que huyen de la guerra.

Imagen: Sandra Rishani

Hoy, el edificio está habitado y sirve como recordatorio de una enemistad duradera. Parece que el edificio permanecerá en su lugar durante mucho tiempo ya que, de acuerdo con la ley local, está situado en una parcela que es demasiado pequeña para construir, por lo que tiene más sentido dejarlo como está.