El Club PEt Fit en Reino Unido lleva los últimos 10 años ayudando a los animales domésticos con sobrepeso a recobrar la salud. Fundado por PDSA, la mayor ONG veterinaria de Reino Unido, el club ya ha ayudado a 95 mascotas obesas a perder un total de 381 kilos.

«En PDSA sabemos que la gente quiere mucho a sus mascotas, pero a veces necesitan ayuda para alimentarlos correctamente y tomar las decisiones correctas para su estilo de vida. Ahí es donde entra el club Pet Fit,» escribe el personal del club en su web.

Antes del programa, algunas mascotas habían estado comiendo comidas extrañas para ellos como queso, aritos de cebolla o kebabs. ¡Observa las siguientes fotos para ver sus asombrosas transformaciones!

Más información en: petfitclub.org.uk  | Facebook | Twitter

Este labrador llamado Duke pesaba el doble de su peso ideal antes de entrar en el club

Tenía obesidad mórbida, pero ha perdido 5 kilos, y ahora está en unos más saludables 55 kilos

Jack pasó de 20,5 a 14,1 kilos en seis meses

Al principio pesaba 20,5 kilos, el doble de lo que debería. Tras 6 meses consiguió llegar a 14,1 kilos y perdió 20 cms de cintura.

Bobby se colaba en las casas de los vecinos a robar comida, ahora pesa 52,95 kilos

Antes, había que vigilar a Bobby para que no robara comida de los picnics ajenos y con semejantes hábitos llegó a pesar 64,45 kilos. Por suerte, ya ha perdido 10,5 kilos

Este pobre perro casi no podía ni andar

Kayla era adicta a la pizza, pero perdió 17 kilos

Kayla es un mastín que pesaba 61 kilos. Su dueña Agnes Higgins la tenía consentida e incluso le daba pizza. Pero se dio cuenta de que la estaba sobrealimentando y tras meterla en el club ha perdido 17 kilos

Este pobre gato no podía casi subir escaleras

Harley el cocker spaniel estaba tan gordo que una vez lo confundieron con un panda

Su dueña Lisa Mitchell afirma que unos turistas chinos le pidieron hacerle fotos a su perro porque parecía un panda. Harley empezó a engordar tras ser castrado y no ser ajustada su dieta, pero ya ha perdido unos 4 kilos.

Boycus era el doble de grande de lo que debería

Boycus es un gato adoptado que durante los 2 últimos años se convirtió en toda una bola el doble de grande de lo que debería, pero ya ha perdido un 6,8% de su peso, y está en unos 9,23 kilos.

A Daisy le gustaba subirse a los coches para que la llevaran a casa

Daisy era tan vaga que había que tentarla con jamón para que hiciera ejercicio, pero ya ha perdido unos 8 kilos

Hooch el rottweiler pesaba 82,2 kilos, ahora 69,7

Pesaba 82,2 kilos, pero ya ha conseguido perder 12,5.

Fudge comía cualquier cosa excepto lechuga

Llegó a pesar 58 kilos, con dieta llegó a 52, y desde que está en el club pesa 48,8 kilos

Bob el beagle estaba tan gordo que no podía ni mover la cola

Bob fue rescatado de Rumanía para vivir en Reino Unido, pero la falta de costumbre tras vivir en las calles le llevó a pesar 40 kilos. Su dueña Kate consiguió que llegara a 26, pero aún le queda camino.

Jemma adora comer asados de carne con patatas

Empezó pesando 11,6 kilos y en el club ha conseguido perder un 15,5% de su peso.

Tras perder peso, Amber quería dormir menos y jugar más

Amber, de 12 años perdió el 17% de su peso cuando pesaba 7,3 kilos

En este vídeo puedes obtener más información: