Sí, a mi también me ha ocurrido. Mientras miraba Facebook encontré el anuncio de una web. Nada podía ir mal: la web parecía de confianza y la ropa era tan bonita que no podía evitar imaginarme como una de esas mujeres que pasean despreocupadas por Nueva York y hacen girar cabezas. Bueno, debo admitirlo, que los precios fueran tan bajos debería haberme hecho sospechar, pero soy humana.

Así que elegí varias prendas y… esperé a que llegaran.

Prenda nº 1 – Foto de la web

Esperé más de un mes a que llegaran. Estoy acostumbrada a que vengan en paquetes elegantes, con la ropa separada para evitar daños. Pero tras ver una caja cutre envuelta en kilómetros de cinta adhesiva, me di cuenta de que algo estaba mal.

Lo 1º, la ropa recibida no encajaba con la descripción. El largo, el ancho, la silueta, el material y el diseño… ¡todo estaba mal! Anunciaban ropa hecha de lino, seda o algodón, y todo era del tejido sintético más barato.

Prenda nº1 – Lo que recibí

No estoy para presumir de figura, ni toda la ropa me queda bien, pero cuando me probé esto no imaginé que me pudiera quedar TAN MAL. No sabía si reír o llorar al verme en el espejo. Al final me reí

Prenda nº 1 tras los arreglos

Tomé la firme decisión de transformar estos harapos en ropa que ponerse, usando un par de trucos de estilo. Espero que os sean útiles y os ayuden:

1. Plancha todo cuidadosamente. No te creeras los milagros que puede hacer.
2. Ponte ropa interior adecuada mientras te pruebas ropa nueva. Elígela tú, que sea de tu talla y realce tu forma para aprovechar lo máximo posible la ropa que te pongas.

Prenda nº 2 – Foto de la web

Prenda nº 2 – Lo que recibí

Prenda nº 2 tras los arreglos

3. Si es necesario, corta el exceso de material con tijeras o escóndelo con alfileres bajo otra ropa.
4. Siéntete libre para cambiar la función de la prenda. Si te compraste un vestido de playa de lino y tienes una túnica que parece una bolsa, que te proteja del viento en las mañanas de otoño.
5. Piensa en los accesorios. Si van bien con la ropa, tu look será más ordenado. En este caso es buena idea conjuntarlo todo, desde los pendientes a los zapatos.

Prenda nº 3 – Foto de la web

Prenda nº 3 – Lo que recibí

Prenda nº 3 tras los arreglos

6. Combine cheaper clothes with more expensive ones – and, voila! – you’re following one of the latest fashion trends – mix & match.

7. Don’t underestimate the power of your makeup. It’s a must to strike a balance between “untidy” and “tidy” things.

8. Never ever lose a chance to laugh at yourself and a silly situation. After all, aren’t there more important things in our life than some toggery?

6. Combina ropa barata con otra más cara. Y estarás siguiendo una de las últimas tendencias.
7. No subestimes el poder de tu maquillaje. Debe sobresalir para crear equilibrio entre lo “ordenado” y lo “desordenado”.
8. Nunca pierdas la oportunidad de reírte de ti misma y de una situación estúpida. ¿No hay cosas más importante en la vida que unas prendas de ropa?