Los dibujantes de tiras cómicas han tenido que dibujar tantísimas veces a los mismos personajes, que uno pensaría que podrían hacerlo con los ojos cerrados. Pero, ¿podrían de verdad? En 1947, la revista Life quiso comprobarlo y desafió a 10 dibujantes a plasmar a sus personajes con los ojos cerrados.

No hace falta decir que los resultados fueron muy graciosos. La mayoría de los dibujantes tuvieron bastante éxito recreando rasgos individuales de sus personajes, pero los pusieron en los sitios equivocados, cómo una obra de Picasso o un Señor Patata chapucero.

Más información en: LIFE magazine | Blogspot (via: master_mayhem)