Ha llevado hacerlo 7 años más de lo planeado. Y ha costado 10 veces más que el presupuesto original. Pero como puedes ver en las fotos, la nueva sala de conciertos de Hamburgo ha merecido la pena, definitivamente.

Esta sala se llama Elbphilharmonie, tiene capacidad para 2100 personas y ha costado unos escandalosos 843$ millones. Fue diseñado por los arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron (conocidos por diseñar el Tate Modern de Londres o el estadio olímpico de Pekín).  Unieron fuerzas con el técnico acústico japonés Yasuhisa Toyota, y juntos usaron algoritmos para crear los 10.000 paneles acústicos del auditorio.

Hecho con fibra de yeso, cada panel contiene un millón de “celdas” que alinean los techos, muros y balaustradas del auditorio central. Cuando las ondas sonoras alcanzan estos paneles, las “celdas” ayudan a dar forma al sonido, absorbiendo las ondas o haciéndolas reverberar por la sala. No hay dos paneles que absorban o expandan las ondas sonoras de la misma manera, pero juntas crean un sonido perfectamente equilibrado que se puede oír desde cada esquina del auditorio.

Esta ingeniosa obra de ingeniería acústica se complementa con una fachada igualmente asombrosa, que se alza sobre el río Elba, siendo el edificio más alto de la ciudad. El tejado está diseñado para imitar la forma de las olas, y está cubierto de lentejuelas gigantes. Los muros tienen 100 paneles de hoja de vidrio que cambian de color con la luz. Todo esto forma un bonito testamento para la música y la arquitectura, en la ciudad donde nacieron Brahms y Mendelshonn. ¿Te imaginas escuchar sus obras en un auditorio tan increíble?

Más información en: Elbphilharmonie

Elbphilharmonie es el nuevo e increíble auditorio de Hamburgo

Image credits: Maxim Schulz

Tiene capacidad para 2100 personas y ha costado unos escandalosos 843$ millones

Image credits: Iwan Baan

Se tardó 7 años más de lo previsto en su construcción, y el presupuesto original era de $82 millones

Image credits: Michael Zapf

Pero como puedes ver, mereció la pena la espera

Image credits: Fabian Bimmer

Fue diseñado por los arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron (conocidos por diseñar el Tate Modern de Londres)

Image credits: Christian Charisius

Unieron fuerzas con el técnico acústico japonés Yasuhisa Toyota

Image credits: Michael Zapf

Juntos usaron algoritmos para crear los 10.000 paneles acústicos del auditorio.

Image credits: One to One

Para algunos diseñadores, es un proyecto arriesgado. “Tengo el 100% del control ajustando el algoritmo, pero luego ya no controlo nada más,” dice el arquitecto Benjamin Koren

Image credits: Unknown

Hecho con fibra de yeso, cada panel contiene un millón de “celdas” que alinean los techos, muros y balaustradas del auditorio central

Image credits: Bertold Fabricius

Cuando las ondas sonoras alcanzan estos paneles, las “celdas” ayudan a dar forma al sonido, absorbiendo las ondas o haciéndolas reverberar por la sala

Image credits: Ben Koren

No hay dos paneles que absorban o expandan las ondas sonoras de la misma manera

Image credits: Ben Koren

Pero juntas crean un sonido perfectamente equilibrado que se puede oír desde cada esquina del auditorio

Image credits: Michael Commentz

Esta ingeniosa obra de ingeniería acústica se complementa con una fachada igualmente asombrosa, que se alza sobre el río Elba y es el edificio más alto de la ciudad

Image credits: Iwan Baan

Forma un bonito testamento para la música y la arquitectura, en la ciudad donde nacieron Brahms y Mendelshonn

Image credits: Iwan Baan

¿Te imaginas escuchar sus obras en un auditorio tan increíble?

Image credits: Michael Zapf

Image credits: Maxim Schulz

En este vídeo puedes verlo por tí mism@: