ADVERTISEMENT

Este bebé de 10 meses se llama Emmett, y aún a tan temprana edad su reacción cuando sus padres (Dan y Alicia Stevers) terminan de leerle un libro demuestra que terminar una buena historia siempre es una tragedia agridulce, no importa el género (ni la edad, al parecer).

ADVERTISEMENT

Cada vez que sus padres terminan de leerle un cuento, ¡se pone a llorar!

(via: Time)

Aquí puedes ver el vídeo:

ADVERTISEMENT