Nuestro hijo Ryan nació 9 semanas antes y apenas pesaba un kilo. Estuvo 6 semanas en la Unidad de cuidados intensivos de neonatos y se nos hizo eterno. Cuando nació mi hija 2 años atrás, la photoshopeé haciendo deportes siendo todavía una bebé y quería hacer algo similar con mi hijo. Aunque las cosas no pasaron como planeamos, no permitimos que esto nos afectara. Bromeábamos que él no era prematuro, sino “avanzado”, y así tuve la idea de hacer una sesión fotográfica como si estuviera haciendo trabajos de un hombre adulto.

Cada foto requería unos 15-20 minutos. La gran parte del trabajo era ponerlo en la foto y luego editarla. Primero tenía que preparar la utilería y encontrar la ropa para cada foto. El siguiente paso era preparar el escenario, encuadrar la foto, ordenar los útiles y poner la luz adecuada. Algunas preparaciones eran bastante elaboradas, como, por ejemplo, la foto de levantar las pesas. Para esta imagen preparé una plataforma colgando del techo donde monté la cámara y sostenía las pesas encima de Ryan para que él pudiera agarrarlas en vez de levantarlas.

Mi esposa me ayudaba a menudo sujetándolo en brazos para que yo pudiera poner sus brazos/manos/piernas en la posición adecuada, como si él sujetara los objetos. Después de tomar las fotos de Ryan, hacía muchísimas tomas de varias cosas que él podía tener en las manos, como un hacha o un pez en un sedal. Después de cada sesión de fotos, revisaba cientos de imágenes de objetos para elegir la mejor. Después utilizaba Photoshop para quitarme a mí de las fotografías y combinar las mejores partes de las imágenes en una composición.

Parece que a la gente le encantaron las fotografías, había mucha decepción cuando la serie se acabó. Muchos las encontraron divertidas, pero siempre había un par de personas que temían por la seguridad de Ryan. Yo siempre explicaba que todo el “peligro” fue creado con Photoshop y que el bebé siempre estuvo sujetado en brazos y nunca corrió ningún riesgo. Tengo mucha curiosidad en saber qué va a pensar Ryan sobre estas fotos dentro de 18 años cuando será una persona adulta de verdad.

Mis tres consejos para los padres de niños prematuros son: ser pacientes, ser positivos y buscar apoyo. ¡Ve hacia abajo para ver toda la diversión que tuvimos con el Bebé Ryan!

Afeitándose la barba de las 5 de la tarde

Cortando el césped

Soplando las hojas como un campeón

Jugando el póker con los chicos

Cortando la leña

Pescando su primer pez (y soltándolo)

Tuneando el Prius de su madre

Cortando el pavo del día de Acción de Gracias

Ganándose el sueldo (sí, le hicimos un mini maletín)

Levantando 106 onzas en el banco

Trabajando los músculos

!Ryan tiene ahora 6 meses y finalmente está en la correcta escala de crecimiento! Queremos enviar todo nuestro afecto a las enfermeras de la Unidad de cuidados intensivos de neonatos en el Hospital de Virtua Mount Holly.