Era un soleado día en Beirut, y el fotógrafo de bodas Mahmoud Nakib se encontraba haciendo fotos a una preciosa novia, antes de que la explosión tuviera lugar. Totalmente desconocedora del horrible incidente que iba a ocurrir, se ve a la novia posando en un vídeo para el que iba a ser el mejor día de su vida.

Pero su sonrisa es barrida por la onda expansiva, que repentinamente levanta su vestido y tira la cámara. La plaza donde la boda tenía lugar estaba a 1,2 kms del puerto donde tuvo lugar la explosión.

El ministerio de salud de Líbano ha informado de al menos 135 fallecidos, 5000 heridos y más de 300.000 que han tenido que abandonar sus hogares. Se cree que la culpa de la explosión fue de 2450 toneladas de nitrato de amonio.

El fotógrafo captó cómo la catastrófica explosión de Beirut provocó una onda expansiva por toda la ciudad y arrastró a la novia

Image credits: WSAV3

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

La novia es una libanesa de 29 años llamada Israa Seblani, que posaba sonriente para el vídeo, cuando de repente la ensordecedora onda expansiva barrió Beirut. Israa y su marido, Ahmad Subeih de 34 años, tenían dificultades para procesar el horror de lo sucedido. Ella dijo a The Guardian que llevaba 2 semanas preparándose para este día y estaba feliz de casarse, como todas las chicas. Su marido no tenía palabras para explicar lo sucedido: “Estaba en shock, me preguntaba qué había ocurrido, si iba a morir y cómo.”

La sesión de fotos tenía lugar a 1,2 kms del puerto, donde tuvo lugar la explosión

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

La pareja aún está en shock. “Nunca escuché nada similar al sonido de esta explosión. Por suerte, ni la novia ni el fotógrafo resultaron heridos. Tras la conmoción, los recién casados intentaron recomponerse y continuar.

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Seblani está muy triste por lo que ha ocurrido a Líbano y a su gente, y se siente agradecida por estar viva. “Cuando desperté y vi los daños en Beirut, lo único que hice fue dar gracias a Dios por seguir vivos,” dijo a Reuters.

El fotógrafo Mahmoud Nakib compartió el video de la explosión en sus redes sociales

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Image credits: Mahmoud Nakib

Líbano es un país que ya tenía problemas: su economía está por los suelos, el precio de los alimentos no para de subir y además la pandemia. Hay varias formas de ayudar a las víctimas de la explosión.

La Cruz Roja libanesa busca donaciones para ayudar a las víctimas y prevenir desastres. Otras organizaciones que buscan apoyo económico para ayudar al país son el Banco de Comida libanés, la Asociación Amel e Impact Lebanon.

La gente quedó horrorizada