Los atletas olímpicos están pasando por lo que, para otros, parecería un sufrimiento eterno porque eligieron hacer deporte como carrera y es algo que no es fácil de pasar. Requiere mucha resistencia física y también mental. Y, por supuesto, hay que tener dinero para poder utilizar el equipo, entrenar y poder competir en las competiciones.

Pero ni siquiera la falta de fondos pudo impedir que la corredora británica de BMX Bethany Shriever fuera a los Juegos Olímpicos. El Reino Unido dejó de financiar a las corredoras de BMX para destinar el dinero a la preparación del equipo masculino, pero Bethany encontró una solución y ahora tiene una medalla de oro colgada del cuello.

La corredora británica de BMX Bethany Shriever tuvo que ir a los Juegos Olímpicos con sus propios fondos, ya que el gobierno del Reino Unido no dotó de financiación al equipo femenino

Fuente: bethanyshriever

Bethany Shriever es una corredora de BMX británica de 22 años que fue invitada a formar parte del equipo olímpico de ciclismo. El problema es que la preparación para los Juegos Olímpicos es muy costosa y, sin financiación gubernamental, esta tarea es bastante complicada.

Después de los Juegos Olímpicos de 2016, cuando ninguna de las corredoras se clasificó para los Juegos, el Reino Unido decidió que las corredoras no recibirían apoyo financiero para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y que el dinero se invertiría solo en el equipo masculino.

Fuente: bethanyshriever

Lanzó una página de crowdfunding y consiguió reunir la cantidad de dinero que necesitaba para ir a Tokio

Fuente: PA

Pero los Juegos Olímpicos son el sueño de todo atleta y se consideran la cumbre de su carrera, así que Bethany vio una solución. Calculó cuánto le costaría ir a Tokio a competir y lanzó una página de crowdfunding allá por 2019. Sus padres la ayudaron en todo lo que pudieron y, lo que es más, trabajó como asistente de enseñanza en una guardería para alcanzar el objetivo de recaudar 50.000 libras (70.000 dólares) necesarios para partir a Japón.

Lo que hace que esta historia sea aún más impresionante es que no fue la única complicación que Bethany tuvo que superar. Se ha roto la misma muñeca tres veces y tuvo que recuperarse de una fractura de tibia y peroné que incluso necesitó la inserción de placas metálicas en su pierna. Pero perseveró y ahora es una campeona olímpica.

Fuente: AP

Y luego ganó la medalla de oro, demostrando que toda dificultad puede ser superada

Fuente: AP

Venció a la dos veces ganadora de la medalla de oro olímpica, la colombiana Mariana Pajón, que era en realidad su ídolo. Y ahora la propia Bethany se convirtió en una inspiración para muchos, ya que ella y su compañero de equipo Kye Whyte son los primeros medallistas británicos de BMX.

Kye Whyte ganó una medalla de plata apenas diez minutos antes y declaró a la BBC: «Me alegro más por ella que por mí. Esa chica se esfuerza mucho».

Fuente: Reuters

Es una gran victoria, ya que ha conseguido la primera medalla de los deportes de BMX en la historia de Gran Bretaña

Fuente: PA

Bethany dijo a Sky News que no podía comprender completamente lo que acababa de suceder: «Todavía es surrealista. No he tenido la oportunidad de pensar en ello, no he tenido una oportunidad para mí misma desde la carrera. Estoy en la luna».

Es realmente surrealista conociendo las circunstancias, y fue un final ajustado: Bethany ganó por sólo 0,09 segundos. Y puede estar muy orgullosa, ya que lo consiguió todo ella sola y la medalla es ciertamente merecida.

A la gente le encantó la historia de Bethany y sintió que se merecía la victoria.