Para todas las futuras esposas, el día en el que se compra el vestido es uno de los momentos más especiales en la planificación de la boda. Durante esas horas, todos intentan hacerlas sentir como las mujeres más hermosas del mundo, dándoles cumplidos y dejándolas brillar como si no hubiese un mañana. Así que no es de extrañar que, para el novio, esta ocasión sea la última de la que esperaría que su amada regresara llorando.

Pero esto es lo que le sucedió al usuario de Reddit u/Futuristic-Ad3000, quien vio llorar a su prometida luego de que regresara de probarse algunos vestidos junto a sus padres y su hermana. Resulta que, rápidamente, todo comenzó a centrarse en la hermana, que está soltera, y los padres terminaron por comprar un vestido de novia para ella.

“Se suponía que el día sería para mi prometida, pero su hermana tomó el control y mi novia ni siquiera pudo probarse un solo vestido”, escribió el novio.

Como podrán imaginar, toda esta situación no era algo que el novio estaba dispuesto a aguantar, por lo que tomó una decisión que consideró correcta. Continúen leyendo para ver la historia completa sobre este drama familiar, y ¡asegúrense de compartir lo que opinan en la sección de comentarios más abajo!

Este novio se molestó al ver llorar a su prometida luego de que regresara de comprar su vestido de novia junto a sus padres y su hermana

Image credits: Charisse Kenion

Resulta que, aunque está soltera, los padres le compraron un vestido de boda a la hermana de la prometida, que costó mucho más del presupuesto que ellos tenían para el vestido de la novia

Escoger el vestido de novia de tus sueños puede ser una experiencia abrumadora, especialmente si no sientes que tus seres queridos te apoyan. Pero esto es solo la punta del iceberg cuando se trata de planificar una boda.

De hecho, según esta nueva encuesta, un 40% de las parejas consideraron a la planificación de bodas como “extremadamente estresante”, y otro 71% opinaron que resultaba más agobiante que otras cosas importantes de la vida, como encontrar un nuevo empleo. Y, para un 35% de las parejas encuestadas, los detalles fueron los que los volvieron más locos.

Pero, según nos dijo Allison Hanrahan, gerenta de marketing en Kleinfeld Bridal, de la ciudad de Nueva York: “Incluso con los constantes cambios de clima, los aplazamientos y los cambios hacia ceremonias y celebraciones más íntimas y pequeñas, todas las futuras esposas aún quieren sentirse como una novia”.

El vestido de novia es, probablemente, lo más importante para que esto ocurra. Los expertos dicen que se le debería dar particular importancia al día para comprar el vestido, ya que los invitados que acompañarán a la novia pueden mejorar o empeorar su experiencia.

Recuerden ser cuidadosos al decidir a quién invitar, e intenten hacer que la lista de invitados para la cita nupcial sea mínima. Invitar a hermanos, amigos, padres y abuelos solo aumentará el caos y hará que sea más difícil concentrarse en lo que realmente importa: tú.

Y esto es lo que la gente tenía para decir sobre toda la situación