Es más que justo que la novia decida cómo será el día más importante de su vida. Y hay muchas cosas a determinar: el código de vestimenta, el lugar, el menú del catering, la lista de invitados. Además, hay que avisarles a los invitados qué es lo que no deben usar… particularmente, si se trata de atuendos tradicionales. Pero como sabemos, las bodas son eventos que ponen a todo el mundo a prueba, ya que son agotadoras, tanto física como emocionalmente. Así que nunca hay una respuesta sencilla.

Por esta razón, los usuarios de internet se encuentran divididos ante esta historia de r/AITA, publicada por una adolescente hindú de 17 años que ha sido invitada a la boda de su primo. “Su esposa es blanca. Mi primo y su prometida harán una ceremonia multicultural”, explicó la autora.

El problema comenzó cuando la novia vio el vestido que la autora de esta publicación iba a llevar en su día: este era un “lehenga amarillo pálido con una falda y dupatta muy adornadas” de unos $3500. La futura esposa se molestó terriblemente por lo “llamativo” del atuendo al darse cuenta de que la autora podría “opacarla”. Así fue como las familias tomaron partido y sobrevino un gran drama… sobre el que podrás leer más abajo.

Image credits: ChanhNguyen (no es la foto real)

Planificar cualquier boda siempre conlleva un gran estrés, ya sea del tipo tradicional, multicultural, super extravagante o totalmente minimalista. Una encuesta realizada por OnePoll demostró que al menos 6 de cada 10 parejas que se casaron durante el año pasado consideraron seriamente irse de viaje para casarse en otro lugar. Un estudio reciente de Zola sobre 500 parejas comprometidas o recién casadas, evidenció que un 71% de sus participantes consideraba que este evento era más estresante que otros acontecimientos importantes de la vida como, por ejemplo, buscar un nuevo empleo.

Para algunos, los desacuerdos comienzan al elegir el código de vestimenta. Otros se dan cuenta de que están lidiando con un caso serio de bridezilla: a veces las novias se ponen quisquillosas ante cada mínimo detalle y cambian las cosas constantemente y, en otras ocasiones, la falta de comunicación es lo que hace que la planificación de la boda sea algo difícil de sobrevivir. No nos extraña que las parejas tengan discusiones que, a menudo, los hacen pensar en si están tomando la decisión correcta.

La adolescente hindú compartió el incidente completo en r/AITA para que la aconsejaran sobre qué hacer ante tal situación

Image credits: Creative_Personality

Entonces, para saber de qué manera se puede controlar el estrés al prepararse para ese día tan importante, Bored Panda se contactó con Annabel Candler,  una consultora y coordinadora de bodas profesional. Annabel nos contó que, con frecuencia, el estrés se origina por tener expectativas poco realistas o pensar al evento como si fuera un espectáculo.

“Mi sugerencia es tener los pies sobre la tierra: recordar cuál es el propósito de la fiesta y quiénes estarán allí. En mi opinión, esta es la unión de dos personas y dos historias que crearán una maravillosa aventura”, dijo y agregó: “Si un detalle en particular te está generando ansiedad, intenta entender por qué y determina si debes lidiar con él o directamente quitarlo”.

“En realidad, lo único que tienes que hacer sí o sí es decir: Sí, quiero’, llegado el momento. Todo lo demás depende de ti”, dijo la organizadora de bodas y aclaró que si estás comenzando a estresarte, es mejor “no sobrecargar tus planes sumando tareas sin sentido”.

La organizadora de bodas advirtió que, si se obsesionan demasiado con la planificación de la boda, las novias pueden convertirse en bridezillas

Al preguntarle qué opinaba sobre las historias de las bridezillas que se encuentran en internet, Annabel respondió: “Sabes que te encontraste con una bridezilla cuando dicen: ‘(…) ¡¡pero es mi gran día!! eh… ¡nuestro gran día!’ y tienen que corregirse. Comienzan a echar humo cuando alguien trata de cambiar su plan o darles una sugerencia que se encuentra más allá de su temática meticulosamente planeada”.

Annabel también contó que todavía no ha conocido a ninguna bridezilla: “Tengo suerte, pero he visto muchas películas y comedias que las han representado a la perfección. Solo empieza por ver a Mónica de Friends: el organizador gigante, la obsesión, ¡el estrés!”

No obstante, la organizadora nos advirtió que cuando escuchas que la planificación de la boda “ha estado en su mente desde pequeña” o “la perfección es un factor fundamental en su vida”, quizá te encuentres ante una bridezilla en potencia. Allí hay pasión y amor que pueden convertirse en una actitud monstruosa si no se tratan cuidadosamente”, concluyó.

Y aquí están las opiniones de la gente sobre toda esta situación