Hacer un “dorodango” es un pasatiempo tradicional de los niños japoneses, que se ha convertido en una forma de arte. El dorodango es una bola hecha de barro y polvo, meticulosamente refinadas hasta convertirlas en “hikaru dorodango”: esferas perfectas, brillantes y pulidas que puedes tardar días en completar.

El proceso sirve para meditar y es muy satisfactorio, y muchos lo ven como una motivación primaria para el arte. Se aplica capa tras capa de polvo al núcleo de barro, formando una dura cobertura exterior. Después esto se pule con un trapo para que el dorodango tenga un aspecto similar a una bola de billar, perfectamente redonda y brillante a un nivel inimaginable.

Seguro que recuerdas nuestra publicación sobre la moda japonesa de crear bolas de papel de aluminio. Obviamente, estaba inspirado en los dorodango. Los niños japoneses aprenden el valor de la paciencia y la perfección con la mejora constante, creando estas sencillas y hermosas obras de arte.

Hacer dorodango era casi un pasatiempo olvidado hasta hace poco, cuando el profesor Fumio Kayo, psicólogo especializado en juegos de niños, lo volvió a hacer popular en todo el mundo. Bruce Gardner se ha convertido en un maestro de este arte y experimenta con todo tipo de barros que encuentra en Albuquerque. Lo puedes ver en el vídeo de más abajo e intentar hacerlo tú mismo. ¿Te atreves a intentarlo?

Todo comienza recolectando barro

Image credits: Jaboticaba

Se separan las rocas que pueda tener

Image credits: P2 Photography

Y se comienza a darle forma

Image credits: P2 Photography

Se van añadiendo más y más capas

Image credits: National Geographic

Este proceso lleva al menos 30 minutos

Image credits: aiiku-gakuen.ac.jp

Y es cuando más se relaja la gente, dando forma a la bola hasta la perfección

Image credits: P2 Photography

Aquí hay que tener mucho cuidado, porque es cuando la bola puede fácilmente rajarse y romperse

Image credits: National Geographic

Luego se deja secar en una bolsa de plástico durante 20 minutos al menos

Tras repetir el proceso varias veces, comienza el pulido…

Y hay que pulir mucho…

Image credits: Timm Wille

Y se convierte en algo como esto

Image credits: P2 Photography

El color varía por los distintos tipos de suelo

Image credits: lukkar

La gente está encantada con este proyecto que se puede hacer en casa y es tan satisfactorio

Image credits: Anna Wolfson Studios

Image credits: macs-inc.co.jp

Image credits: Beth Iwamoto

Image credits: P2 Photography

Tras crearlos, los comparten en distintas redes sociales

Image credits: Blue Biber

Image credits: doroist

Image credits: ボンボンTV

Image credits: Jaboticaba

Image credits: kayla.kessel

Es la actividad perfecta para grupos de meditación, clases o campamentos

Image credits: thelaststraw

Image credits: Amelia Milazo

En este vídeo puedes ver en profundidad al artista Bruce Gardner haciendo sus dorodango perfectos