De vez en cuando, todos pasamos por experiencias que nos cambian la vida. Pero algunos aspiran a cambiar mucho más que sus propias vidas, quieren cambiar algo a nivel global. Así cobró sentido la vida de este joven holandés llamado Boyan Slat. Cuando tenía 16 años, se fue de viaje a Grecia, a bucear, y quedó horrorizado al ver más plástico que peces en la costa. Se prometió a sí mismo hacer algo al respecto. Y 2 años después daba comienzo el proyecto “The Ocean Cleanup”, creando un mecanismo flotante pasivo que recoge plástico. Pero no se detuvo ahí, y hace poco ha creado estas barcazas movidas por energía solar para pescar el plástico de los ríos y evitar que llegue a los océanos.

Boyan Slat, un inventor holandés de 25 años, lleva haciéndose cargo del problema de la contaminación de los océanos desde 2011

Boyan creó The Ocean Cleanup con la misión de desarrollar tecnología avanzada que pudiera librar a los océanos de plástico, y particularmente destruir y limpiar la “Isla de basura” del Pacífico, un montón de basura marina que se extiende desde California a Japón.

Tras averiguar que lo mejor es comenzar en la fuente del problema, su ONG “The Ocean Cleanup” ha creado esta barcaza movida por energía solar que puede limpiar 110 toneladas de basura cada día

La organización consiguió recoger 2 contenedores hasta arriba de basura de la zona durante los años. Pero Boyan decidió buscar la fuente del problema en vez de “tratar los síntomas”. Este ingeniero descubrió que 1000 ríos de todo el mundo son la fuente del 80% del plástico que acaba en los océanos.

Esto podría causar un impacto drástico, ya que parece ser que el 80% del plástico que acaba en el océano, viene de los ríos

El último invento de The Ocean Cleanup es el “Inceptor”, creado para enfrentarse a este problema. Esta barcaza movida con energía solar sirve específicamente para absorber la basura de los ríos y luego llevarla a la costa para su reciclaje.

Esta barcaza sirve para absorber la basura de los ríos y luego llevarla a la costa para su reciclaje

Una de estas barcazas puede recoger hasta 110 toneladas de basura, que de otro modo acabarían en el océano diariamente, y por lo tanto, reducir drásticamente la cantidad de basura que acaba en el mar.

De este modo, el problema de la contaminación del océano puede ser atacado en su fuente y el plástico no llegaría a mar abierto

Se espera que para 2025 haya barcazas “Inceptor” en cada uno de los ríos más contaminantes del mundo. Pero por ahora, están trabajando ya en limpiar el río Klang en Kuala Lumpur, Malasia; y el drenaje Cengkareng en Yakarta, Indonesia.

“The Ocean Cleanup” también tiene en marcha un proyecto previo que apunta ala Isla de basura del Pacífico

“Nuestro equipo se mantiene firme en su decisión de resolver los inmensos desafíos técnicos para llegar a este punto. Aunque aún nos queda mucho más trabajo por hacer, estoy eternamente agradecido al equipo por su compromiso y dedicación a esta misión y estoy deseando continuar hacia la siguiente fase de desarrollo,” dijo Boyan.

Su mecanismo flotante pasivo recoge plástico y se predice que limpie la mitad de la isla en 5 años

Todo el mundo puede apoyar la misión de The Ocean Cleanup nominando sus ríos y apelando al gobierno local. También se pueden hacer donaciones para construir más “Inceptors” y ponerlos en los ríos donde sean necesitados.

Usa la corriente oceánica para hacer el trabajo, el mecanismo solo flota libremente y recoge la basura