Si alguna vez te encuentras un perrito abandonado y te lo quieres llevar a casa, asegúrate de que no sea otra cosa. Como por ejemplo, un coyote.

Esto es exactamente lo que Justin Bogh sintió cuando su esposa Kayla Eby le mandó una foto de “un perrito muy mono” que se “encontró” fuera, y que obviamente era un coyote. Su reacción no tiene precio. Justin incluso pidió el divorcio de broma.

Resulta que todo fue una broma pesada de su esposa. Kayla, que es profesora de preescolar, creó la foto con photoshop, y ahora la conversación que tuvieron está triunfando en internet. Aquí puedes leerla.

Más información en: Facebook

Crédito de las imágenes: Kayla Eby