¿Recuerdas ese momento miserable en el que contaste una broma y solo se oyeron a los grillos porque nadie se rió? Lo creas o no, hay gente que lo tiene incluso peor. Aquí hemos recopilado algunas de esas veces en que la gente no pilló la broma que era bien obvia, y seguro que te consuelan si crees que no eres gracioso. Algunos de estos seguramente quieran aparentar ser más listos de lo que son, mientras que otros solo tienen que entrenar su sentido del humor. De todas formas, es muy difícil leer todas estas sin encogerse. Aquí debajo puedes verlas y votar por tus favoritas.