Una mujer, tras sufrir a diario la angustiosa experiencia de que su instructor del gimnasio se propasara con ella, finalmente logró captar a su agresor en video. 

Fern, una aficionada al deporte de 22 años, se estaba filmando mientras hacía sentadillas cuando un hombre se le acercó por la espalda y le tocó el trasero. La otra persona, a quien vemos pasar en la imagen, presenció el incidente y no hizo nada al respecto.

Fern compartió el video en su cuenta de TikTok, el cual rápidamente se volvió viral.

Más información: Instagram | TikTok

@fernvillacerancaught in 4k? please idk what to do, he always doing this :/ #fyp #gym #rude #gymstaff♬ original sound – Fern?

Image credits: fernvillaceran

Image credits: fernvillaceran

En sus otros videos, Fern explicó que este hombre del gimnasio ya la había acosado antes. Después de que la acusaran de haber montado toda la situación, Fern aclaró entre lágrimas que él no era su esposo, ni su novio y que aparecía en algunos de sus videos porque trabajaba allí.

“Ya hablé con el dueño sobre esto”, dijo Fern y agregó que aun así “no fue suficiente”. Sin embargo, hubo un gran número de usuarios que apoyaron firmemente a la tiktoker y la defendieron de aquellas personas que la acusaban de haber hecho una puesta en escena; señalando que las mujeres experimentan regularmente este tipo de situaciones en los gimnasios de todas partes del mundo.

“¿Y qué si lo hubiera montado?”, preguntó una usuaria de TikTok. “Esto sucede en la realidad, así que esté guionizado o no, dejen de hacer un escándalo por esto, muchachos”.

Y otra persona añadió: “No le pregunten por qué se filma al hacer ejercicio, por qué no reaccionó o si no sabe cómo hacerlo. CUALQUIERA SEA EL CONTEXTO, NO PONGAN SUS MANOS DONDE NO DEBEN”.

Algunas personas comenzaron a decirle que todo estaba montado…

Pero otros la defendieron

Existe un rango de conductas que se pueden considerar como acoso. Según la Dra. Bianca Fileborn de la Universidad de Melbourne: “mirar fijamente a alguien, realizar comentarios sexuales, tratar de entablar una conversación no deseada por la otra persona o tocarla sin su conocimiento”, son acciones que definitivamente se encuentran dentro de este.

Fileborn le explicó a The Guardian que es muy normal para las mujeres tener que alterar su comportamiento para eludir a sus acosadores: solo asisten al gimnasio en horarios específicos o tratan de evitar áreas que, por lo general, se encuentren muy concurrida por hombres como, por ejemplo, la sección de entrenamiento con pesas.

Tienen que evolucionar, muchachos…

Poco después, la joven publicó algunos videos para dar un
panorama más detallado de la situación

Image credits: fernvillaceran

@fernvillaceran♬ original sound – Fern?

Image credits: fernvillaceran

@fernvillaceran♬ original sound – Fern?

Image credits: fernvillaceran

Image credits: fernvillaceran

Image credits: fernvillaceran

Finalmente, el hombre fue despedido

@fernvillaceranReply to @fernvillaceran it has been solved! :) #fyppppppppppppppppppppppp♬ original sound – Fern?

Image credits: fernvillaceran