Si has viajado en avión, seguramente tienes una o dos historias para contar. Desafortunadamente, alguna de ellas seguro involucra a algún pasajero ruidoso o una turbulencia severa.

Hace poco, el usuario de Reddit u/Grom92708O también tuvo la mala fortuna de experimentar un vuelo poco agradable, gracias a que otra pasajera lo arruinó.

La pasajera se negó a sentarse rodeada de hombres y le pidió a u/Grom92708O que intercambiaran asientos. Sin embargo, él se negó, y la pasajera habló sobre el incidente con los auxiliares de cabina.

Luego de la resolución del conflicto, u/Grom92708O quedó con la sensación de que había hecho algo malo, así que describió la situación en Reddit, y les pidió a los otros usuarios que compartieran sus opiniones sobre el incidente.

Image credits: olivier89 (no es la foto real)

Image credits: Grom92708

Debido a que muchas personas eligen viajar en avión actualmente, es muy probable que ocurran problemas. Para identificar cuáles fueron los más comunes en 2018, 24/7 Wall St. revisó las quejas de viaje que se presentaron con mayor frecuencia en el Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT, por sus siglas en inglés).

No se incluyeron las quejas por motivos de seguridad, ya que las manejan la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) y la Administración de Seguridad en el Transporte.

En la categoría más grande se encuentran las quejas por equipaje perdido, dañado o demorado, cargos por exceso de equipaje, problemas con el equipaje de a bordo, y dificultades con el procedimiento de quejas de la aerolínea (que no nos sorprende). Las quejas en relación con el equipaje representaban casi el 13% de todas las quejas en 2018.

En segundo lugar, representando el 10% de todos los problemas, están las quejas por reservas, pasajes y embarque, y el “honorable” tercer lugar se lo llevó la atención al cliente.

La gente piensa que este hombre no hizo nada malo

Pero el acoso y los pasajeros que causan alboroto ahora son más comunes que antes. En una encuesta a 5 mil auxiliares de vuelo de 30 aerolíneas que llevó a cabo la Asociación de Asistentes de Vuelo-CWA, el 85% dijo que ese año tuvieron que lidiar con pasajeros revoltosos, y más de la mitad dijo que habían experimentado cinco o más incidentes, mientras que el 17% dijo que estuvieron involucrados en un incidente que terminó en violencia física.

Aunque termine o no en confrontaciones físicas, estos incidentes pueden ser traumatizantes. El 61% de aquellos que experimentaron el comportamiento rebelde por parte de un pasajero informaron que estos pasajeros utilizaron un lenguaje sexista, racista y homofóbico.

“Esta encuesta confirma lo que todos sabemos, que el abuso físico y verbal por parte de un pequeño grupo de pasajeros está completamente fuera de control y pone a otros pasajeros y miembros de la tripulación en riesgo. Esto no es solo por las máscaras, como algunos intentaron hacer creer. Lo que está sucediendo aquí es mucho más grave, y las soluciones requieren de una serie de acciones en coordinación con respecto la aviación”, dijo Sara Nelson, presidenta de la Asociación de Asistentes de Vuelo-CWA. “Es hora de que la política de ‘tolerancia cero’ de la FAA sea permanente, que el Departamento de Justicia utilice los estatutos existentes para llevar a cabo acusaciones criminales, y que se implementen una serie de acciones que nuestra asociación propuso para permitir que los problemas queden en tierra y para que la respuesta sea efectiva en caso de incidentes”.

AFA is calling on the Federal Aviation Administration and Department of Justice (DOJ) to protect passengers and crew from disruptive and verbally and physically abusive travelers. Survey data confirmed that existing measures were failing to address the problem. 71 percent of Flight Attendants who filed incident reports with airline management received no follow-up and a majority did not observe efforts to address the rise in unruly passengers by their employers.

“Esta no es la ‘nueva normalidad’ que estamos dispuestos a aceptar”, agregó Nelson. “Sabemos que el gobierno, las aerolíneas y todos los accionistas pueden tomar medidas en conjunto para mantenernos a salvo y hacer que volar sea agradable. Compartiremos los resultados de las encuestas con la FAA, DOT, TSA y el FBI para ayudar a identificar mejor los problemas y también compartiremos el plan de acción que nuestra asociación sugirió para cambiar las cosas de manera positiva”.

Al menos esta confrontación en particular terminó de manera pacífica.