Los gatos pueden ser un poco cabrones, pero son demasiado adorables para hacer nada al respecto. Pero esta práctica llamada “Cat shaming” (avergüenza a tu gato) es la forma perfecta de devolvérsela sin problemas: nos sentiremos como si hubiéramos castigado a nuestros gatos mientras ellos siguen actuando como unos perfectos cabroncetes.

Si alguna vez has tenido que avergonzar así a tu gato merecidamente, cuéntanoslo. Y por supuesto, elige la foto de tu malvado criminal gatuno favorito.

1. Logre quitar la tapa de la urna y estornudé en las cenizas de la abuela

Fuente: imgur

2. Huí y estuve de fiesta toda la noche. ¡Ahora estoy preñada!

Fuente: imgur

3. Vi a un ratón comerse mi comida y no hice nada

Fuente: imgur

4. Me como los preservativos

Fuente: imgur

5. Hago caca en la moqueta cuando estoy enfadado

Fuente: imgur

6. Me tiro pedos en la cara de mamá y luego huyo

Fuente: imgur

7. Me hice pis encima del hamster

Fuente: imgur

8. Despierto a mi papá a las 4 de la mañana plantándole el culo en la cara

Fuente: imgur

9. Vomité en el acuario de los peces

Fuente: imgur

10. Me gusta tirarme las mantas y mirarte mientras lo hago

Fuente: imgur

11. Me como los tampones usados y luego los vomito

Fuente: RachieFitz

12. Me gusta lanzar mis cacas y hacer que son juguetes

Fuente: cat-shaming

13. Tuve un rollo de una noche

Fuente: imgur

14. Me lamo el culo y luego me tiro pedos en mi propia cara

Fuente: imgur

15. No paro de tirarme a la almohada de peluche :(

Fuente: imgur

16. Me hice pis en el cajón de la ropa interior de mi mamá

Fuente: imgur

17. Me meo en todo. EN TODO. Excepto en mi caja de arena.

Fuente: imgur

18. Yo soy la razón de que no podamos tener plantas en casa

Fuente: imgur

19. ¡Ataco a los niños pequeños!

Fuente: imgur

20. Me comí 300 dólares

Fuente: cat-shaming