El romance y las citas son posibles durante esta pandemia, solo requieren un poco de creatividad. El fotógrafo neoyorkino Jeremy Cohen vio a una chica bailando en un tejado, le envió su número de teléfono con un dron, y cenó con ella a distancia. Ahora tiene una bonita actualización de la historia: Quedó con Tori y salió con ella en una cita de verdad.

Antes de que te salten las alarmas y pienses en lo mal que está eso en estas circunstancias, relájate, Jeremy lo tenía todo bajo control. Apareció metido en una burbuja de plástico, e incluso le trajo flores y desinfectante a Tori como regalos. Aunque no pudo dárselos porque bueno, es un ciudadano responsable metido en una burbuja de plástico.

A Jeremy incluso le paró la policía, pero no os preocupéis, no se metió en problemas. Le reconocieron de verle en las noticias. Aquí debajo puedes ver cómo fue la cita de Jeremy y Tori, y decir qué te parece. Y si quieres saber cómo empezó todo, puedes leerlo aquí.

Más información en: TikTok | Twitter | Website | Instagram de ella | Instagram de fotografía | Instagram de él

Jeremy Cohen vio a una chica, Tori, bailando sobre un tejado

Así que puso un papel con su número en su dron, y se lo mandó

Una hora después, ella le escribió

Consiguieron cenar “juntos”, ella en el tejado, él en su balcón

Jeremy le dijo a Tori que estaba preciosa

Y ahora Jeremy ha publicado un vídeo con una actualización, contando que Tori y él salieron a tener una cita de verdad, y se conocieron cara a cara

View this post on Instagram

 

A post shared by JEREMY COHEN (@jermcohen) on

Queríamos saber si Jeremy ya tenía la burbuja de plástico hinchable o si la compró para la ocasión. “Pensaba comprarme una porque me parecía una forma de hacer sonreír a la gente cuando paseara por la ciudad y a la vez estar a salvo, pero no encontré ninguna online. Pablo Rochat, un artista amigo mío, publicó de broma un enlace a una, y me pareció tan increíble que consiguiera encontrarla que la compré inmediatamente. Luego conocí a Tori, y creo que recibí la burbuja por correo antes de nuestra 1ª cita. Me di cuenta de que sería perfecta para una 2ª cita.”

Y esta cita con burbuja fue muy divertida. “No conversamos mucho ya que era difícil escucharnos a través de la burbuja, pero nos reimos mucho y paseamos juntos por el vecindario. Todos los que nos encontrábamos nos miraban dos veces, mitad asombrados, mitad divertidos. Les dimos algo por lo que reír y sonreír. Según ibamos por la calle, había gente mirándonos y haciendo vídeos desde sus ventanas. Espero que alguien me copie la idea. Sería halagador: es seguro, divertido y hace sonreír a la gente, cosa que ahora necesitamos.”

Jeremy sabe que el distanciamiento social es muy importante durante esta cuarentena

Así que tenía una sorpresa preparada para Tori

¿Adivinas lo que es?

Jeremy infló su burbuja de plástico para la cita, porque le importaba el distanciamiento social

Incluso le trajo a Tori flores y desinfectante

Pero no pudo darle los regalos porque estaba dentro de la burbuja de plástico

Entonces fue a reunirse con Tori frente a su edificio

La reacción de ella no tuvo precio

Y parecieron gustarle los regalos

Luego se dieron un paseo…

Y se divirtieron mucho

De repente les paró la policía

Pero reconocieron a Jeremy de verlo en las noticias

Los policías se hicieron fotos con Jeremy y Tori

¡La cita fue un éxito!

¡Estamos deseando ver como será su próxima cita!

Image credits: jermcohen

Jeremy ya contó como conoció a Tori: ““Lo cierto es que llevo más de un año sin tener una cita. Creo que me moría de ganas de tener algo de interacción social, y estar confinado entre las paredes de mi apartamento me inspiró cierta creatividad.”

“Estoy yo solo encerrado en mi apartamento, así que es muy diferente de mi vida normal, ya que estoy fuera todo el rato (hay mucho que hacer en Nueva York). Por ahora, voy día a día. Un día, miré por la ventana y vi a esta chica bailando… ¿quizá con una canción de Tiktok? Necesitaba saludarla.”

“Así que la saludé desde mi balcón y ella me devolvió el saludo. Cogí cinta adhesiva, un boli, el dron y papel. Luego escribí mi número y se lo pegué al dron. Ligar es normalmente algo desmoralizador para mi, pero ya que llevo una semana en cuarentena en mi apartamento, estaba deseando tener algo de interacción social. “

Aquí está el primer vídeo de Jeremy..

 

View this post on Instagram

 

A post shared by JEREMY COHEN (@jermcohen) on

“2020 ha empezado fatal, pero tenía que intentarlo. Ella cogió el papel del dron y funcionó, porque una hora después recibí un mensaje suyo.”

“Aún me cuesta creer que esto ocurriera. Ahora viene la segunda parte. Le he pedido cenar conmigo, pero ella ha preguntado cómo. Antes lo coordiné todo en secreto con su compañera de piso para prepararlo.”

“Son las 5, es la hora de nuestra cita. Espera, ¿dónde está ella? Es broma. Seguimos las normas. Yo saludo desde el balcón y ella me lo devuelve. Le dije que estaba preciosa. Así que conectamos el FaceTime y nos comimos juntos nuestras cenas orgánicas al microondas.”

Y esta es la 2ª parte

 

View this post on Instagram

 

A post shared by JEREMY COHEN (@jermcohen) on

“La cita fue muy bien, y dependiendo de lo que dure la cuarentena, podría estar en una relación a distancia con alguien que vive al otro lado de la calle. De momento vamos bien, la primera cita fue hace dos días y fue genial. Pronto tendremos la segunda. Es un poco raro, con la presión de todo el mundo viéndolo, en comparación con una cita normal, pero creo que puedo manejarlo. Creo que es hora de llevar esta relación al próximo nivel. Creo que no se lo espera nadie, ni siquiera Tori. Es una sorpresa para ella, igual que la cita.” Y ahora sabemos que la segunda fue con la burbuja de plástico.

Y aquí tienes la 3ª parte, por si quieres verlo de nuevo

 

View this post on Instagram

 

A post shared by JEREMY COHEN (@jermcohen) on

¿Cómo le ha afectado todo esto y la repentina fama?: “De forma positiva. Me siento bien porque la gente me apoya, pero lo importante es que le doy a la gente algo en que creer durante estos tiempos extraños y oscuros. Si esto le trae alegría a la gente, a mi también.”

“No creo que hubiera sido capaz de hacer nada de esto sin mi madre, Eva Grayzel, que me enseñó el poder de contar historias. Da charlas motivadoras, cuenta cuentos y es superviviente del cáncer. Sin ella, no creo que tuviera este enfoque optimista en mi vida para hacer cosas como esta en tiempos como estos.”