Cuando necesitas una manicura, la necesitas. Y no importa que seas portadora de un virus potencialmente mortal y expongas a otros para el proceso. No pasa nada, no lo van a saber. Al menos, no de primeras.

Si esto suena como salido de un drama siniestro de ciencia ficción, tenemos malas noticias para ti: ha ocurrido de verdad.

Taylor es manicurista en Rogue Menai Salon, y ha contado la historia de como una mujer vino a que le hiciera la manicura 2 días después de dar positivo en la prueba de coronavirus. Solo admitió haber mentido sobre que no estaba enferma cuando volvió a su casa.

Taylor quedó devastada al saber que había estado expuesta al virus, y compartió capturas de pantalla de la conversación que tuvo con la clienta, para recordar a la gente trabajadora que tenga cuidado. No se puede saber si tus clientes están bien de la chaveta aún.

Image credits: Nenad Stojkovic (no es la foto real)

“Fue muy angustioso recibir esos mensajes,” dijo Taylor a Allure. “Es alarmante pensar que hay personas que no se toman en serio la seguridad de otras personas.” También dice que desde que hizo pública la historia, ha recibido comentarios de otras personas en la industria de la belleza que han sufrido incidentes similares.

Image credits: roguemenai

Taylor dice que ha denunciado a la clienta a las autoridades pertinentes. “Que ellos me ayuden a manejar la situación apropiadamente.” Mientras tanto, no puede trabajar, y no lo hará.

“Espero que después de mi cuarentena de 2 semanas, podré volver a atender clientes. Me preocupa su seguridad, la de mi familia y amigos, lo primero.”

La gente alucinó al leer la historia: