Momentos desesperados requieren medidas desesperadas. Tiempo atrás, Frank, el padre de Savannah Hensley, se encontró mal, con dolor en el pecho y dificultad para respirar. Marcó el 911 de Emergencias, pero mientras se lo cogían, perdió la capacidad de hablar. Y entonces se ocupó de todo su hija Savannah, que solo tenía 5 años.

Después de que el operador se asegurara de que la ayuda iba en camino, intentó que Savannah se quedara junto a su padre, en caso de que empeorara. Lo que siguió fue probablemente la conversación más ingeniosa y adorable que puede tener una niña de esa edad.

“Cuando hablas con la gente, la mayoría están histéricos,” dijo Jason Bonham, el operador que recibió la llamada. “Pero cada vez que la oigo a ella, es increíble. Es solo una personita.”

Durante casi 10 minutos, Savannah estuvo al teléfono, manejando una situación terrible con valor. Aquí debajo puedes leerlo.

Savannah Hensley solo tenía 5 años cuando la vida le presentó un problema

Su padre tenía dolor en el pecho y dificultades respiratorias, así que Savannah tuvo que buscar ayuda

(Este vídeo solo se encuentra originalmente en inglés)

Esta es la transcripción traducida de la conversación de Savannah con el operador de Emergencias:

Por suerte, el padre de Savannah se recuperó, gracias a la cabeza fría de la niña

A la gente le encantó esta valiente niña: