En 1873 sólo se conocían 40 razas y variedades y ahora hay unas 450 razas de perros reconocidas en el mundo. Las razas modernas fueron desarrolladas de forma no natural por el ser humano mediante selección artificial. La mayoría de ellas se desarrollaron en los últimos 200 años, ya que en 1835 se prohibieron las peleas de perros en Inglaterra, por lo que se pasó a otro deporte de competición, las exposiciones caninas.

Una parte importante de las exposiciones caninas es la apariencia del animal, por lo que los criadores de perros trataban de hacerlos más atractivos a la vista. Pero a veces eso significaba sacrificar la salud de los perros. Eso es lo que ocurrió con los bulldogs franceses, que tienen problemas respiratorios y ahora la gente está intentando arreglar eso rediseñando sus caras.

Una de esas personas es Chantal van Kruining, asistente veterinaria y apasionada de los bulldogs franceses. Su visión es «Criar para la salud. No por estética» (“Breed for health. Not show” ) y cambiar la mentalidad de la gente para que se preocupe más por la salud de sus mascotas que por su aspecto.

Más información: Hawbucks

Debido a la anatomía de los bulldogs franceses, sufren de enfermedades respiratorias y una asistente veterinaria de los Países Bajos está tratando de cambiar genéticamente la raza

Image credits: Krijn de Haas

Los bulldogs franceses padecen la enfermedad obstructiva de las vías respiratorias braquicéfala (del inglés BOAS – Brachycephalic obstructive airway syndrome), lo que significa que tienen dificultades para respirar y empiezan a jadear con la lengua fuera incluso durante un paseo ligero. El síndrome está causado por una malformación del cráneo que se desarrolló debido a la cría selectiva.

Esa malformación craneal hizo que las aberturas de las fosas nasales fueran demasiado estrechas. Los perros también tienen un paladar blando largo y tráqueas bastante estrechas, lo que aumenta los problemas respiratorios. Es lo suficientemente grave como para provocar la muerte.

Fuente: Krijn de Haas

Pero hay personas que realmente se preocupan por este tema, una de ellas es una asistente veterinaria llamada Chantal van Kruining, de los Países Bajos. Se enamoró de la raza, pero se le rompió el corazón al ver todo el dolor que sufrían sus perros por haber nacido con un tipo de cuerpo diseñado por los humanos sin tener en cuenta su salud.

Los bulldogs franceses tienen tráqueas y orificios nasales estrechos, lo que les hace jadear incluso después de un simple paseo

Fuente: Krijn de Haas

Fuente: Krijn de Haas

La visión de Chantal es «Criar para la salud. No por estética» y cambiar la mentalidad de los propietarios, criadores y jueces de exposiciones caninas para que se preocupen más por la salud de los Frenchies.

Fuente: MattyIce6969

Puedes pensar que todo el problema está en el hocico corto del Frenchie, pero en realidad es más complejo que esto. En la página web de Hawbucks French bulldogs, se dice que el hocico corto está ahí sólo por motivos estéticos, pero no se puede saber sólo por su longitud si un perro tendrá problemas respiratorios o no. Sin embargo, hace que el riesgo sea mayor.

Lo que mejoraría las cosas es que los criadores se aseguraran de que la tráquea y las cavidades de la garganta son lo suficientemente anchas, que la lengua no es demasiado larga y gruesa y que las fosas nasales están abiertas.

Fuente: Krijn de Haas

Fuente: Krijn de Haas

Como Chantal no quería ver sufrir más a los bulldogs franceses, se metió de lleno en el mundo de la cría. La triste realidad que vio fue que los criadores no prestaban tanta atención a la salud de los perros y para Chantal era muy importante cambiar eso.

Esta mujer investigó la genética, estudió las anomalías que se producen en la raza y, aunque no pretende saberlo todo ni criar perros perfectos, siente que va por el buen camino.

En su página web Chantal dice que le gustaría ver bulldogs franceses más atléticos y que puedan jugar y correr sin quedarse sin aliento

Fuente: Krijn de Haas

Image credits: Krijn de Haas

Chantal comparte su visión del tipo de perro que ella y su equipo esperan que evolucione a partir del bulldog francés en Hawbucks French Bulldogs: «Nos esforzamos por conseguir un bulldog francés de constitución un poco más atlética. Un bulldog francés tal y como fue concebido al principio del desarrollo de la raza. Un perro que pueda correr y jugar durante varias horas sin problemas. Un Frenchie que no haga ningún ruido al respirar, bajo ninguna circunstancia».

Fuente: Krijn de Haas

Otra cosa importante para Chantal es ser transparente, por lo que se asegura de hacer públicas las pruebas de salud de sus perros

Fuente: Krijn de Haas

A Chantal le frustra que la cría de perros esté rodeada de tanto misterio y que los criadores oculten información sobre la salud de la raza y que, al parecer, algunas personas consideren normales estas anomalías en los bulldogs franceses. Por eso la veterinaria es tan precisa con sus pruebas y todos los resultados están disponibles en su página web. La transparencia es clave y anima a la gente a hacer preguntas a las que está dispuesta a responder.

¿Qué opinas de los esfuerzos de Chantal por mejorar la salud de la raza? ¿Crees que los bulldogs franceses perderán parte de su encanto si s hocicos son más largos? Di lo que piensas en los comentarios de abajo.

La gente en Internet decía que en realidad prefieren el hocico más largo ya que parece más saludable